OPINIO

LA NORMALIZACIÓN EN LAS ESCUELAS


Mar Carrascosa
 


Gracias al Partido Popular y al pacto que realizaron con Pujol, el catalán en las escuelas ya no es una invasión sino que es un hecho perfectamente legal y normalizado.
 
Los niños de tres años reciben de Consellería de Educación libros como "En Teo fa vacances" o "Rinxols d'or".  Lo mismo durante toda la etapa infantil. Y cuando llegan a Primaria... ¡Sorpresa! Problemas de comprensión lectora.
 
Algunos maestros no entienden como sus alumnos, valenciano-hablantes algunos de ellos, no comprenden los textos que se les presenta. Son textos completamente ajenos al entorno lingüístico del niño, con palabras que jamás escuchará fuera de la escuela a menos que cruce la frontera castellonense. 
Y este es el precio que estamos pagando: La educación de nuestros niños.
 
Sin embargo, las lenguas son muy fuertes y es prácticamente imposible aprender y consolidar una lengua únicamente a través de la imposición en clase, sin practicarla después con padres, hermanos, amigos y vecinos.
 
Y para desmostrarlo, he aquí dos ejemplos concretos:
 
- Tras 10 años de aprendizaje de lengua inglesa aprendí (entre otras cosas, por supuesto) que "SI" se dice "YES".  Sin embargo, tras dos meses d estancia en Gran Bretaña, de mi boca salía sin pensar "YEAH".
 
- En mi experiencia como maestra en un pueblo de la Marina Alta, di clases en valenciano a un grupo de 25 niños de 4 años de los cuales unos 10 no hablaban ningún idioma oficial de nuestra comunidad.  Pues bien, a día de hoy, estos niños tienen más fluidez en castellano que en valenciano y se comunican entre ellos en castellano, a pesar de que ni en la escuela ni en casa han oído este idioma.  Pesó más el entorno que la escuela.
 
Así pues, pretender que los niños vayan por la vida diciendo palabras como "aquest", "vacances" y "esport", cuando en su entorno escuchan "este" "vacacions" y "deport", es un esfuerzo inútil que nos está costando muy caro.
 
Sólo la gente que ha pasado demasiados años en la Universidad de Valencia y que cree a pies juntillas sus doctrinas catalanistas, sólo aquellos que están tan manipulados por una universidad que pagamos todos y que defiende las ideas de unos pocos, sólo aquellos que piensan que es más culto creer sin cuestionar lo que te dicen en la facultad que buscar otras fuentes, sólo aquellos a quienes el adoctrianmiento ha hecho tanto efecto que reniegan de su pueblo, su lengua y su cultura... sólo esos son los que intentan hablar este híbrido de lenguas que han inventado unos cuantos filólogos.
 
Y dado que no todos son tan listos y cultos como creen, muchos de ellos ni siquiera lo consiguen.