OPINIO

 

¿Ha nacido un nuevo tripartito?
 
Elena Muñoz Carpi
Coalicio Valenciana

Con la complicidad de la izquierda, el PP ha arrasado en las elecciones municipales y autonómicas. La izquierda valenciana le ha hecho la campaña al PP colaborando, con su silencio, a no desmontar el falso valencianismo del PP. El miedo al tripartito catalanista en la Comunidad Valenciana que ha hecho al votante valencianista aferrarse al PP como voto útil frente a tal enemigo, hubiera sido fácil de desmontar con el simple argumento de que el PP ha oficializado el catalán en la Comunidad Valenciana creando la AVL, que en 2005 proclamó que los valencianos hablamos catalán.

Me pregunto qué motivo puede haber para que en ningún debate, en ningún mitin ni a través de ningún comunicado, el PSOE ni EU, ni ninguno de sus medios de comunicación afines hayan enarbolado este simple y demoledor argumento, que hubiera dado al traste con el discurso del PP que ha llevado al elector valencianista a correr a refugiarse en el PP de la mentira frente al peligro catalanista.

Me cuesta creer que hayan querido colaborar con su silencio a que la mentira del PP ganara las elecciones, pero ese ha sido exactamente el resultado. En mayo de 2007, todos los partidos, menos el PP, han perdido las elecciones. Los partidos valencianistas hemos perdido porque el elector valencianista ha creído que con el PP estaría a salvo del tripartito. Y los partidos de izquierda han perdido porque ellos son el tripartito y no han movido un dedo para denunciar el falso valencianismo del PP.

Desde el valencianismo, en Coalición Valenciana nos hemos dejado la piel por demostrar la mentira que esconden los discursos del PP: hemos denunciado que el PP votó en Madrid en contra del travase de agua del Ebro. Sin embargo, la noche electoral, recién hechas las declaraciones de un Camps pletórico, pudo verse por televisión cómo desde la sede del PP, los asistentes coreaban entusiasmados el argumento estrella de un PP mayoritariamente votado: “¡Agua para todos!, ¡agua para todos!”. Entre el coro podía distinguirse a Pedro Agramunt, entre otros líderes populares. Pedro Agramunt ha sido uno de los diputados del PP que ha votado en Madrid en contra del trasvase de agua del Ebro a la Comunidad Valenciana, puesto que, con el resto de diputados valencianos de su partido, votaron a favor del Estatuto de Aragón en el que se prohíbe el trasvase. Pero esto no ha llegado a los electores, que, engañados, siguen coreando el eslogan del agua, como si el PP fuera a traer agua del Ebro.

Yo me preguntaba porqué, aparte de artículos como este y del esfuerzo de Coalición Valenciana, con sus escasos recursos, ningún medio de comunicación ha informado a los ciudadanos de que el PP ha imposibilitado el trasvase del Ebro. Por qué el señor Plá no ha puesto este hecho de manifiesto en ningún debate. Por qué ha hablado de desaladoras sin antes poner en evidencia la doble moral del PP y ha permitido que el PP siga adelante con su discurso del trasvase y que prometa una y otra vez un agua que no va a traer.

Y me preguntaba por qué, en ningún momento de los encendidos discursos del PP señera en ristre, erigiéndose en defensor de las señas de identidad valencianas ha intervenido nadie del PSOE o de EU, los únicos convocados a los debates de canal 9, para cortar las alas a la gaviota del PP, denunciando la mentira de su discurso, después de haber sido el PP el que ha oficializado en la Comunidad Valenciana la unidad de la lengua catalana a través de la AVL y del nuevo estatuto.

Sólo dos respuestas: o la izquierda es muy torpe, tanto como para no darse cuenta de que la mentira ganaría las elecciones, o con su silencio a conciencia, ha querido colaborar en la campaña del PP. En ese caso, ya está claro cuál es el tripartito que hay que temer: el del PP, que actúa, más el PSOE y EU, que callan.

Con estas reflexiones, la siguiente cita son las elecciones generales, probablemente este otoño. Veremos si el discurso de la mentira sigue calando por activa (PP) y por pasiva (PSOE; EU). En ese caso, podemos augurar una nueva victoria de este nuevo tripartito en la Comunidad Valenciana.