OPINIO

Al pan, pan y al cava...boicot


Elena Muñoz Carpi
Miembro del Consell Foral de Coalicio Valenciana
 

En Coalición Valenciana hemos dicho Boicot. Y acto seguido se han despeinado unas cuantas cabelleras al llevarse las manos a la cabeza: “¡Hala...han dicho boicot!”

Conde Pumpido investigará si hay delito en la campaña de boicot al cava catalán promovida por Coalición Valenciana, por discriminar los intereses catalanes.

Está visto que el boicot preocupa según quién lo padece. De lo contrario, hace tiempo que debería haber investigado el boicot que sufre la agricultura valenciana, herida de muerte por la derogación del PHN. Y otros boicots de curso legal, como asegurar las inversiones exclusivamente para Cataluña para los próximos 7 años, o garantizar exclusivamente su Sanidad o permitir que Cataluña reciba el 100% del IVA de los productos catalanes, una insolidaridad y un boicot en toda regla a las inversiones en el resto de España, ya que las demás comunidades reparten aproximadamente el 65% del IVA de sus productos autóctonos entre el resto de comunidades españolas.

Y es boicot pactar una tregua con ETA exclusivamente para Cataluña, un boicot que puede costar la vida a cualquier ciudadano español, como así ocurre, por no ser catalán. (¿O deberíamos llamar accidente a los atentados de ETA, como hace Zapatero, presidente “por accidente”? ¿Cómo llamaría Zapatero al boicot que practica Cataluña con el resto de España a través de su inconstitucional nuevo estatuto, ese monumento al boicot, padre y ejemplo de todos los boicots?)

Es manifiestamente anticonstitucional poner fin al trasvase Tajo-Segura, algo previsto para 2.012 y aprobado por PPy PSOE en Castilla-La Mancha. Algo que sólo Coalición valenciana ha denunciado, presentando recurso de anticonstitucionalidad. Estaremos atentos, a ver si se opone al Estatuto Manchego algún diputado del Congreso (especialmente los del PP que fueron elegidos con los votos de los valencianos con la promesa de traernos agua) o si por el contrario, como ya ocurrió con el Estatuto Aragonés, que blindaba el Ebro, dan luz verde a este nuevo boicot a la Comunidad Valenciana, aprobando Estatuto Manchego que nos niega también el agua del Tajo.

Y estaremos atentos también a la reacción de Conde Pumpido, a ver si se despeina para defender los intereses valencianos como lo ha hecho por el cava catalán.

Que nos nieguen el agua, las inversiones, las infraestructuras y que el dinero de nuestros impuestos lo veamos volar (como el AVE) a otros destinos, cuando aquí tenemos la mayor deuda de todas las comunidades españolas, no es boicot, es ley, por la simple razón de que los valencianos no pintamos nada en el panorama político nacional.

Mientras nuestros intereses continúan sin ser defendidos, en manos de políticos mucho más políticamente incorrectos que la palabra boicot, la Campaña Antiestatut de Coalición Valenciana invita a no participar del verdadero boicot que significan las incontables cesiones en pro de los intereses catalanes a costa de los del resto de españoles.

Yo, por si acaso es cierto eso de que somos lo que comemos, lo tengo claro: Boicot a los productos catalanes… for ever!