OPINIO

 

La República de De España
 
Rafa Gozalbes
 

 

Por si no estaba claro que el PP actúa en las instituciones al margen de toda ética y con el descaro más absoluto, nuevamente y a menos de sesenta días de las próximas elecciones vuelve el Sr. Julio de España a actuar como presidente de una república bananera obviando las normas de la Generalitat Valenciana que para otros si se nos aplican.

Al amparo de la legalidad, eso sí, y con la soltura de quien paga con dinero ajeno, obsequia a los empleados de la cámara con una subida salarial escandalosa y reducción de jornada hasta las 35 horas. ¡Viva el President! ¡Vixca!¡Vixca!

Si la inmensa humanidad del presidente, generoso a cuenta del erario público, rey mago de diputados propios y ajenos, la empleara en trabajar por la Comunidad a la que se debe, quizás gozaríamos de unos servicios más acordes a cuantos contribuimos con nuestros impuestos.

Impuestos que se van en alquileres de coches de lujo (597.000 euros), subidas salariales de los diputados (600 euros/mes), pensiones máximas, viajes al extranjero, regalos navideños (ordenadores, pantallas plasma, videocámaras…), dietas, comilonas, comedores privados (1.4 millones) u otras lindezas del estilo, no de una cámara parlamentaria europea, sino de una república bananera de chorizos. La republica Popular De España.