OPINIO
 
La sucesión de RAMON ARNAU en l´AVLL
 
 

Juan García Sentandreu/ El fallecido ex Dean de la Catedral de Valencia, Ramón Arnáu, ingresó en la Academia Valenciana de la Lengua (AVL) por la raquítica y vergonzosa "cuota valencianista" que se le asignó a la Real Academia de Cultura Valenciana en el nuevo ente normativo.

El PP y el PSOE pactaron que de los 21 académicos, 15 se designarían entre el catalanista Institut Interuniversitari de Filologia y el Institut d´Estudis Catalans y 6 por la Real Academia de Cultura Valenciana.

Zaplana era el Presidente de la Generalidad y Francisco Camps el Conseller de Cultura encargado de cerrar las listas antes de presentarlas a la definitiva aprobación de las Cortes Valencianas.

Xavier Casp, Ramón Ferrer, Artur Ahuir, Alfons Vila, Gascó Pelegrin fueron los 5 primeros nominados por el propio Casp que, por aquel entonces, era el Decano de la valencianista Real Academia de Cultura Valenciana (RACV).

Y el sexto sería el sacerdote Ramón Aranau. Nadie conocía ni sabía de la trayectoria valencianista de Arnau pero vísperas de su nombramiento como académico de la AVL ingresó en la RACV pasando inmediatamente a formar parte de la "cuota valencianista".

La estratagema de hacer "atrerrizar" a un confeso catalanista como era Arnau a través de la Real Academia valencianista quedó a la intemperie cuando, ya miembro de la AVL, renunció a su puesto en la RACV.

Fallecidos Casp y Gascó Pelegrín del lado "valencianista" y Alfred Aiza, junto con la renuncia de Carmen Barceló, del lado catalanista, se procedió a sustituirlos mediante nuevo consenso politico entre el PP y el PSOE quienes, en el pleno de las Cortes de Noviembre de 2003, procedieron a nombrar a un "valencianista", Angel Calpe, y a tres catalanistas, Perez Saldaña, Bellveser y Emili Casanova. El PP cedió en este nuevo trueque y el catalanismo gana mas espacio todavía  en la AVL.

Nos encontramos ahora con el fallecimiento de Ramón Arnau, un catalanista nombrado por la cuota de la RACV. ¿Quien lo sustituirá en la canongía de una nomina millonaria?¿Será un "valencianista" o un catalanista?

La verdad es que da igual. Porque si para algo cobran nuestros extraordinarios académicos por ser los únicos remunerados de toda Europa es, precisamente, para votar todos los mismo. Por unanimidad.

El sector "valencianista" -de ahí mis reiteradas comillas- no ha hecho otra cosa desde que los nombraron que practicar un seguidismo vergonzoso a las tesis impuestas por el Institut d´Estudis Catalans previo pacto político PP-PSOE-CiU-ERC. De ahí que el 9 de Febrero de 2005, todos, sin excepción, votaran a favor del ultrajante dictamen normativo que oficializó el catalán en la Comunidad Valenciana mediante la mentira legal de que "es una realitat que a Espanya hi han dos denominacions ilegualment llegals per a designar esta llengua: la de valencia i la de català".

Juan García Sentandreu
President Foral de Coalicio Valenciana