OPINIO
 

Vent de Garbi

 
Las risotadas del PP y del PSOE
 

Baltasar Bueno / Estamos rozando en la Comunidad Valenciana la cifra de 400.000 parados, a pesar de que Camps en su última campaña electoral prometió pleno empleo para todos, y lo único que hace el PP es reírse a carcajada limpia, estar entretenido en sus luchas internas.

Habrán podido observar estos días en los múltiples canales de televisión que tenemos el circo que está organizando el partido de Rajoy en Madrid a cargo de los espionajes que se realizan unos contra otros.

El epicentro de este circo está en el Parlamento de Madrid donde el PP se ha partido de risa ante el PSOE e IU por asuntos de espionajes y a la salud de un Ministro socialista que también lo organizaba, por lo cual fue cesado, según ha recordado la amiga de Camps, Esperanza Aguirre, lo cual es cierto. Se refería a Narcís Serra, PSOE, cuya tropa tuvo la osadía de hasta espiar al mismo Rey de España, cuyo teléfono móvil tenía intervenido.

Estos son, señores y señoras, los dos grande partido político españoles. Se la refanfinfla que en dos meses más lleguemos a ser 4.000.000 los españoles parados. Ellos tienen otras preocupaciones, reírse a costa de las películas de espionaje que ellos mismos, por las ansias y ambiciones de poder, patología psiquiátrica, se montan.

Observen escuchen y lean el culebrón del espionaje. Ese es el PP y el PSOE que tenemos. Unos incapaces, unos inútiles y unos listos, pero no para la cosa pública, sino para el bolsillo público y el acomodo particular.

Aquí dos cuartos de lo mismo, unos elementos gobernando y haciendo oposición, que no sirven ni para lo uno, ni para lo otro. Están bloqueados, no saben que están, sobre todo, para resolver la crisis económica y el paro.

El PSOE tiene delito pues ni está, ni se le espera, no sabe, no contesta en la oposición, mientras le llegue el bingo morterá de los sueldazos que cobran a cambio de bien poco, Viva la Pepa.

Lo del PP es de cadena perpetua, porque Camps especialista en tenis, barquitos, golf y cochecitos de competición, dice que lo del paro no tiene nada que ver con él, que el problema es de Zapatero.

Cuando las cifras del paro no eran dramáticas e iban en descenso, Camps, ZuperRambla y Zupercozta salían en seguida en su nodo particular cortijo Canal 9 a decir que Valencia va bien gracias a ellos. Ahora cuando va mal la cosa se llaman andana.

Camps oculta, y ahí está su engañifa al respetable, que tiene transferidas las competencias en política de empleo -¿o el Servef es una Cofradía de Semana Santa?- y que, por lo tanto, debe ponerse a trabajar para dar de comer al hambriento y trabajo al parado, aunque al menos sea porque dicen que, en teoría, cree en las bienaventuranzas, pues cristiano, si a las procesiones va, se le supone es, como en el valor la mili.

Las inflacionistas políticas mediáticas que se montan la tríada prodigiosa del PP aquí se han quedado en bufes de pato, en agua de borraja, en cutres espectáculos de magia hechos por supuestos magos de calderilla.

No han podido resistir sus desesperados intentos por salir en el libro record de los guinnes de abusos de los medios públicos para autoincienso ante la contundente cifra de de los 385.845 parados que dicen tenemos en la región valenciana, que estén seguros, serán más si les quitan el maquillaje.

Decencia no se les puede pedir, en bastantes políticos de su actividad política podían tenerla, pero, al menos, que no jueguen a películas de espionaje con el objeto de mirar hacia otro lado y despistar al personal de la gravedad de la situación y, al menos, por favor, no se rían, que desprestigiados entre el pueblo los políticos bastante están.