OPINIO

 

Er mitin
 
Rafael Gozalbes
Coalicio Valenciana

 

El mitin del PP en la plaza de toros de Valencia congregó a cerca de treinta mil personas que convirtieron el coso en un autentico hervidero. El aparato popular funcionó, estaban seguros de ello y por eso fue precisamente la capital del Turia la ciudad elegida el penúltimo día de campaña. Rajoy necesitaba un baño de masas para contrarrestar la perdida de ambos debates con el candidato socialista y ayer es evidente que lo obtuvo.

 
Cerca de treinta mil personas procedentes tanto de pueblos como de la capital y las provincias limítrofes se encargaron de montar el circo habitual. Muchas banderitas del PP, algunas senyeras, pitos, palmas, oreja y vuelta al ruedo.

En cuanto a las intervenciones, lo de siempre, más de lo mismo. Que si el PSOE nos va a devorar como a Caperucita, que si De la Vega solo viene aquí por vacaciones, que si tal y que si cual y que ellos, los populares, van a ser los salva patrias y fieles defensores de nuestra civilización, de España, del valenciano y de la madre que nos parió.

En un mitin ya se sabe, digas lo que digas, triunfas. Así pues, todos contentísimos, que buenos somos, que bien hablan, que alcaldesa mas maja, que candidatos mas apuestos y que gran presidente será Mariano.

Nada de recapacitar, de pensar, de mirar atrás y ver cual fue la gestión del PP en el gobierno de España, nada. Solo criticar y tirar p´alante. Al fin y al cabo la niña no tiene ni idea de que hicieron con CiU, es la ventaja de los nuevos electores, no tienen memoria. Nosotros sí.

La gestión del gobierno popular de José Mari no trajo el agua, no construyo el AVE, no mejoró nuestros puertos ni aeropuertos, no freno la entrada masiva de productos que arruinaron a miles de empresarios valencianos, no negoció unos precios justos para los hombres y mujeres del campo...

Lo que sí hizo fue pactar con los nacionalistas, lo que si hizo fue negociar con ETA, lo que si hizo fue darles papeles a los ilegales, lo que si hizo fue forzar un acuerdo en materia lingüística que nos lleva a la imposición del catalán, ese idioma que habla José Mari en la intimidad, lo que si hizo fue mucho por Cataluña y mucho malo por Valencia.

Un partido popular que nos niega el agua al aprobar el Estatuto de Aragón, que nos niega como lengua propia la lengua castellana, esa que hablan, hablamos, en muchísimos pueblos de nuestro Reino, que nos niega la posibilidad de recibir subvenciones a quienes defendemos la genuina lengua valenciana y las Normas del Puig, un partido que nos negó un presente mejor y que ahora, cuando el mal ya está hecho, dice que la Comunitat, otro nombrecito popular, si ellos ganan, será el Edén del mundo mundial.

A otro perro con ese hueso. Mentiras las justas. Solo cuando los valencianos nos decidamos a apoyar un partido propio, como se hizo en su día y como hacen el resto de comunidades, lograremos las inversiones necesarias, el trato justo y las leyes oportunas para garantizar nuestro progreso y nuestra pervivencia como pueblo con un idioma y una idiosincrasia propia.

Este domingo podemos elegir, debemos elegir, apoyar el marketing pueril y estéril de quienes se olvidan que existimos salvo cuando toca campaña electoral o apostar por las candidaturas de CV, el único partido valencianista que concurre a esta nueva cita con las urnas. Yo lo tengo claro. Por dignidad, por nuestro Reino, por nuestro pueblo, votare a Coalicio Valenciana y te pido que hagas lo mismo. No hay nada mejor que tener la conciencia tranquila.