OPINIO
 
LA DESASTROSA GESTIÓN DE LA COMUNIDAD VALENCIANA
 
 

Juan García Sentandreu/ Los últimos datos del Banco de España sobre el endeudamiento y situación económica de la Generalidad Valenciana arrojan unos resultados verdaderamente alarmantes que, por hacerlos públicos, somos candidatos, junto con el Banco nacional, a ser tachados de antipatriotas como lo hizo Jose Blanco con Rajoy cuando este denunció la pasividad del gobierno de ZP a la hora de tomar medidas determinantes ante la grave recesión en la que está inmersa la economía española.

Según estos datos, la deuda de la Generalitat Valenciana asciende a 11.550 millones de euros, lo que supone un 11,4% del Producto Interior Bruto -PIB-, el nivel más alto de España.

El endeudamiento valenciano creció respecto a 2006 un 5,66%, mientras que la media nacional fue de un 3,03%. La comunidad que mejor gestionó sus cuentas fue el País Vasco que, con 642 millones de euros, redujo un 30,89% su endeudamiento respecto a 2006.

Mientras, el director del Institut Valenciá de Finances, Enrique Pérez Boada, insultaba a la inteligencia de los valencianos y marcaba las pautas para que la corte mediática diera la vuelta a los datos del Banco de España señalando que el crecimiento de la deuda del 15,6% respecto al año anterior “marca el mejor registro de los últimos años”. Es decir, desde 1995, es el crecimiento de deuda más bajo.

LAS CIFRAS:
5,7% fue la media nacional de endeudamiento en relación al PIB en 2007. En la Comunitat Valenciana se duplicó hasta el 11, 4%.

13.314 millones de euros debe la Generalitat ya que a los 11.550 millones ya comentados hay que sumar la deuda de las empresas públicas, todas ellas al borde de la quiebra . Frente a esta deuda la Generalitat sólo reconoce la mitad de la misma: 7.097 millones de euros de los cuales 4.265 son con acreedores a largo plazo (préstamos bancarios) y más de 2.000 en deuda a corto plazo (también comprometida con entidades financieras). En las propias cuentas de la Generalitat, ni siquiera la cifra coincide, hay diferencias entre la que recoge el balance y la que resulta del detalle de la deuda.

59.711 millones es lo que debían a finales de 2007 todas las comunidades autónomas en concepto de créditos fondos de inversión o deuda pública, de ellos, la Comunidad Valenciana debe el 33% de lo que deben todas las comunidades juntas.

Frente a esta divergencia de datos, los medios de comunicación evitan el debate público mientras participan y jalean los festines y el despilfarro institucional de un PP que ya puede presumir de tener la peor gestión autonómica de todas las comunidades españolas. Aznar y su políticas de contención del gasto, ahorro y equilibrio financiero no ha tenido buenos discípulos en Zaplana y Camps que, enloquecidos, se han dedicado a darnos pan y circo a costa del empobrecimiento general, mientras servicios básicos y partidas sociales finalistas provenientes de la Unión Europea aprobadas en el 2006 todavía no han llegado, casi dos años después, a las manos de sus beneficiarios.

Hablo, por ejemplo, de las ayudas a la creación de puestos de personas con discapacidad que ingresaron en las arcas de la Generalitat Valenciana la Unión Europa. Hablamos de cientos de millones. ¿ Donde está ese dinero Sr. Camps?

Yo le contesto y se que no me equivoco: financiando su deuda pública. Tapando los agujeros de su irresponsable gestión económica. Vd. Sr. Camps está utilizando un dinero que recibe de la Unión Europea para fines sociales en el pago de sus caprichos y de los caprichos de toda la corte de aduladores y estirachaquetas, medios de comunicación y periodistas de lo público y de lo privado que cobran ingentes cantidades de dinero por estar en numerosas comisiones de centenarios varios o acudir a Canal 9 a los programas de opinión donde todos, de manera unánime y sin oposición, loan la nefasta gestión del PP valenciano.

Mientras, el Tribunal de Cuentas debe de estar de vacaciones.

Juan García Sentandreu
President Foral de Coalicio Valenciana