OPINIO
 

AMBIGÜEDAD CALCULADA
 

Juan Vanrell / Afrontamos actualmente en España dos plagas diabólicas. La plaga de la MENTIRA y la plaga de la AMBIGÜEDAD. La primera está encarnada, artística y magistralmente, en los dirigentes de la izquierda. La segunda está enraizada, meliflua y seráficamente, en la indefinición acomodaticia de la derecha.


En Valencia, la izquierda, poderosa políticamente y fuertemente instalada en universidades, institutos y colegios, ha logrado convertir en “verdad dogmática” la MENTIRA fabulada de que el “valencià” es obra cultural de Cataluña; la cual, por benévola concesión, acepta que pueda llamarse también “valenciano” lo que para ellos es catalán indiscutible...


En Valencia, la derecha, que ha tenido y vuelve a tener el gobierno político, ha sido incapaz de imponer la VERDAD innegable de la genuina Cultura Valenciana. Cobardemente se ha refugiado en su cómoda AMBIGÜEDAD CALCULADA. Relean las 20 magníficas entregas que Baltasar Bueno publicó en su día en el desgraciadamente malogrado “VALENCIA HUI”. Demostró con pelos y señales el gran fraude que era y es la catalanera AVL, creada artificialmente por el embaucador Zaplana. Ya están consagradas como “valencianas” (y “mallorquinas”, también) palabras que jamás lo habían sido: “Si us plau”, “vacances”, “servei”, “afers”,”dons”, “adreça”, “desenvolupar” y un larguísimo etcétera.


Si el PP valenciano hubiera tenido valor y orgullo hubiera hecho un “GRAN PACTO DE VALENCIANIDAD” con todos los grupos auténticamente valencianos. A éstos les hubiera conferido la responsabilidad de la Cultura y de la Lengua, dejándose para ellos el resto del tinglado político. Pero no, acomplejados, prefirió en temas de cultura no molestar a sus adversarios políticos y bailarles el agua, creyendo -¡necios!- que esta meliflua indefinición lingüística ambigua les daría más votantes. ¡Ciegos, sólo han logrado perder votos de sus adictos!.


Lo que acabo de decir de Valencia bebe aplicarse en mucha mayor extensión, altura y profundidad a mi tierra.


En Baleares, la izquierda se ha enseñoreado hábilmente de la enseñanza y ha entronizado la MENTIRA de que la lengua balear no existe. ¡¡¡ES LENGUA CATALANA!!!. Han logrado inculcar tan profundamente esta insidia que en Baleares esta MENTIRA es ya “VERDAD INDISCUTIBLE”. Si alguien pregunta a muchachos en edad escolar (a algunas personas adultas también) :”¿Qué lengua hablas?”. La respuesta es inmediata : “Hablo el catalán de Mallorca”... Y ahora que gobierna el hexapartido ultraizquierdoso, la imposición drástica del catalán es demencial. Todos ya conocen el vergonzoso caso del niño Olav Boned en el colegio público “Cervantes” de Ibiza.


En Baleares, la derecha acomplejada es todavía mucho más AMBIGUA. Con digna sensatez y valentía D. Carlos Delgado expuso recientemente a su Presidente Nacional, M.R., lo nefasta que es para el PP Balear tan cobarde AMBIGÜEDAD CALCULADA. Lo increíble es que fue el propio PP el que en su día hizo la “Ley de Normalización Lingüística” que ahora el “HEXA” impone drásticamente. Ahora, hipócritamente, protestan mediante notas de repulsa, callando que sus máximos dirigentes, Rosa Estarás y Pére Rotger, defienden a capa y espada que el mallorquín es catalán...En esta postura, más que ambigüedad hay obcecación acomplejada. Si hablas con ellos y les demuestras documentalmente que desde la Historia y desde la Filología el balear es lengua propia antiquísima, muy parecida al catalán por proceder del latín, entonces se refugian ladinamente en su pérfida AMBIGÜEDAD CALCULADA.


Voy a contar dos casos recientes, vivo retrato de esta ambigüedad de nuestra bienpensante derecha mallorquina: Algunos buenos amigos, que se consideran “molt mallorquins”, quieren conseguir que se escriba más en balear; pero, en vez de usar la Ortografía de la Lengua Balear, explicada en la GRAMÁTICA BALEAR, usan las normas de la ortografía catalana. Sólo usan el “artículo salad”, pero hacen los femeninos plurales en “ES”, ponen la “R”en los infinitivos que no se pronuncia, escriben “I” con la x, “T” con la z, etc., escribiendo : “Caixa, contar, ses dònes, les dues, normalitzar”, cuando en balear es: “Sa caxa, contà, sas dònas, las duas, normalizà”...Me dicen que lo hacen para “no molestar” a los catalanistas. Creen que una vez aceptado nuevamente el “es, sa y so” el pancatalanismo no tendrá inconveniente en aceptar también la auténtica ortografía balear...¡ILUSOS!.¡Perderemos para siempre nuestra genuina y ancestral ortografía!...


El otro caso tiene relación con la manifestación lingüística del próximo día 30 de mayo. El “Manifiesto” de la convocatoria es categórico y lúcido. Sólo en la última frase se malogra. Para no herir las varias sensibilidades político-lingüistas se especifica: “Esta manifestación está abierta a cualquier apoyo por parte de organizaciones políticas o sociales, pero siempre y cuando acepten expresamente la igualdad de derechos de los hablantes de AMBAS LENGUAS OFICIALES de Baleares”. Muchos no captarán el alcance de esta condición que margina la lengua autóctona, ya que ella, oficialmente, no existe; sólo existe el castellano y el catalán.


Con este texto se indica que, junto al castellano pospuesto y por ello reivindicado en la manifestación, hay que reconocer la oficialidad del catalán. Si la participación conlleva la “aceptación expresa de las dos lenguas oficiales de Baleares”, la Academia de la Lengua Balear, por dignidad histórica y coherencia filológica, no puede asistir como tal a dicha manifestación. Dicha Academia defiende por encima de todo EL ESPAÑOL. Seguidamente defiende como un valiosísimo tesoro sagrado las otras lenguas españolas: “es gallec” en Galicia, “es vasc” en las Vascondadas, “es català” en Cataluña, “es valencià” en Valencia y “es baléà” en las Baleares.


No obstante, dado que la mayoría no captará esta interpretación, y dado también que en lo esencial se trata de una manifestación trascendente para la libertad individual de los isleños, individualmente la apoyo y deseo que sea un éxito total.


Esto sí, lo verdaderamente preocupante es que LA MENTIRA artificiosa y LA AMBIGÜEDAD cobarde nos siguen asfixiando.


JUAN VANRELL NADAL.
Nat y batiad a Algaida.
President de s’Acadèmi de sa Ll.Baléà.