OPINIO
 

DEMASIADA MENTIRA Y CRISPACIÓN

 
 

Juan Vanrell /  Me apena el encono alocado de algunos paisanos míos, que pierden las formas y “es seny”, cuando alguien de los suyos les demuestra, con datos contrastados y fidedignos, que la teoría “dogmática” de que Cataluña ha dado a Mallorca su lengua y su cultura es pura invención política interesada. Ante esta “contrariedad” pierden los estribos y son capaces de vomitar las más terribles barbaridades, hasta desear la muerte al “malait f. de p. Vanrell” y colmar de amenazas a D. Carlos Delgado, tales como “te vamos a cortar el cuello” y otras lindezas...

Desde que ha cesado la publicación de mi querido “VALENCIA HUI”, bendito Diario, defiendo la VERDAD de la Lengua Valenciana y de la Lengua Balear en los diarios digitales “EL PALLETER” y “BALEARES LIBERAL”.

Pero, antes de continuar con mi tema de hoy, quiero y debo dejar constancia que el cierre de “DIARIO DE VALENCIA”, primero, y de “VALENCIA HUI”, después, ha sido por culpa, en gran medida, del inaceptable proceder del GOBIERNO DEL PP EN VALENCIA. A ambas “cabeceras”, genuinamente valencianas, EL GOBIERNO VALENCIANO DEL PP LES HA NEGADO EL PAN Y LA SAL. Las ha asfixiado económicamente. Mientras este inefable Gobierno del PP daba muchos millones de pesetas, en propaganda y subvenciones, a los demás diarios valencianos, cuatro con sede en Madrid, no tuvo la dignidad de dar un solo euro a “DIARIO DE VALENCIA” y luego a “VALENCIA HUI”... Con el primero podrían alegar la excusa ruin de la “visceralidad irrespetuosa” de su Director... Pero, ¿qué queja pueden aducir de los promotores del “VALENCIA HUI”, Sres. Lladró y Gimeno?. Son dos importantes empresarios valencianos de admirable ejemplaridad, que pasean con honor el nombre de Valencia por doquier. Por añadidura, su ideología es más pepera que todos los aznares, rajoyes, zaplanas, campses y estarases juntos. Es cierto que, como auténticos valencianos de honor, se han opuesto con sus fuerzas y fortuna al vil y cobarde expolio que los pancatalanistas hacen a su lengua ancestral. El “VALENCIA HUI”, con dignidad, con valentía y con respeto exquisito, ha desenmascarado las felonías de los políticos valencianos –del signo que fueran- contra su amada lengua materna. Baltasar Bueno, su Director, en 20 entregas, fabulosas, desmanteló punto por punto los engaños perversos que esconde para los valencianos la nefasta A.V.L. (¿de qué lengua?)... Con su pérdida de muchos millones de pesetas, que les ha costado su aventura de amor a Valencia, los Sres. Lladró y Gimeno han puesto en evidencia quiénes son los que no quieren de verdad a Valencia... Estoy seguro de que la HISTORIA FUTURA pondrá a cada uno en su sitio: Con benevolencia a nuestros inefables dirigentes del PP, tanto de Valencia como de Baleares, los calificará de melifluos, pusilánimes, ambiguos, cobardes, traidores, nefastos... en lo que respecta a la defensa de las auténticas Señas de Identidad de los valencianos y de los baleáricos.

Lo verdaderamente real es que hoy, 16 de nov. de 2008, vivimos un ambiente crispado, anclado en la mentira. Mis artículos en defensa de los valores ancestrales de nuestra lengua y de nuestra cultura, publicados en “BALEARES LIBERAL”, merecen las más absurdas descalificaciones por parte de algunos de mis propios paisanos. Personalmente, desde el respeto y la educación, acepto todo tipo de discrepancias. Los insultos sólo descalifican a su autor. A los que una y otra vez cuestionan mi autoridad académica les diré, una vez por todas, que sí, que soy “Licenciado en Filología”, por la Universidad de Valencia, y que gané por oposición libre una “Cátedra de Francés”, para Institutos de Enseñanza Media, en 1968.

Por estudios y por “sentido común” estoy plenamente convencido de que el pueblo balear es el propio artífice de su propia lengua vernácula multisecular. Para mí resulta verdaderamente increíble que sean mallorquines de la propia Mallorca los que más menosprecian el valioso tesoro que es la joya filológica de su propia lengua balear. Que algunos de ellos deseen la muerte de los que simplemente pedimos lo que históricamente siempre ha sido: “català”, en Cataluña; “valencià”, en Valencia; “baléà”, en Baleares; es de manicomio. ¿Quién ha engañado tan vilmente a la buena gente de mi tierra?...

De verdad, creo que debe preocuparnos seriamente el clima de crispación social que tiene enfrentados a mallorquines hasta el insulto. Esta lamentable situación era del todo inimaginable hace 40 años...

El análisis frío de esta actualidad es escalofriante. Debe hacernos reflexionar. Por doquier hay demasiada mentira. Estamos sumidos en el Imperio de la Mentira. Mentira como arte y como verdad. Desde la mentira de que España juega destacada en la “Champions de la Economía”, hasta la solapada mentira de que el mallorquín es catalán... Lo grave es que en aras de esta mentira los Presupuestos Generales dan millones y millones de euros a Cataluña, como hace el propio Gobierno Balear. Al socaire de esta mentira “dogmática” se cometen verdaderas barbaridades. No entraré ahora en la locura que es perseguir a compañías, instituciones, profesiones, industrias o comercios por no propiciar el catalán, sólo me ceñiré en denunciar que esta ayuda es en grave detrimento de la LIBERTAD y de la VERDAD.

Los pancatalanistas invocan la “ciencia” para anexionarse el valenciano y el balear. Estoy harto de demostrar que en estas descaradas anexiones no hay ni una sola razón científica. Sólo hay razones políticas, siendo la principal: “CON LA UNIDAD DE LA LENGUA CATALANA, LA INDEPENDENCIA DE LOS PAISES CATALANES”. Para ello precisan que la lengua valenciana y la lengua balear se llamen “català”. Para ello han engañado -¿comprado?- a tanta gente poderosa. Para ello Cataluña reparte por doquier millones y más millones que ZP concede escandalosamente...

Y mientras tanto, inmersos en tanta mentira, valencianos y mallorquines estamos verdaderamente crispados.

JUAN VANRELL NADAL
Licenciado en Filología
President de sa Acadèmi de sa Llengo Baléà.