OPINIO
 
Las clases medias, hartas de su expoliación, saldrán a la calle
 
 

Enrique de Diego/ "Con mi dinero, no". Ese será el lema de la concentración en Madrid el próximo 23 de noviembre. Ha llegado la hora de que las clases medias se pongan en pie frente al atropello.

La Plataforma de las Clases Medias, que me honro en presidir, convoca una concentración el domingo 23 de noviembre, a las 12 horas, en la Plaza de Colón de Madrid. Bajo el lema: "Con mi dinero, no".

Es la fecha más cercana tras la reunión del G 20, donde se habrá reunido la casta parasitaria mundial más endeble desde hace un par de siglos, gentes que no han hecho otra cosa que expoliar a las clases medias y a los contribuyentes.

Gracias al esfuerzo de todos y cada uno se extiende la influencia de la Plataforma de las Clases Medias como movimiento ciudadano, sin dependencia alguna.

Gracias al esfuerzo de todos y cada uno el blog lasclasesmedias toma fuerza de día en día.

Cada vez se agranda más el abismo entre la realidad de paro y miseria a la que está conduciendo el sistema depredador de las clases medias y el lujo despilfarrador en el que se vive la casta parasitaria.

La crisis tiene solución, pero pasa por modificaciones en un modelo quebrado.
La cuestión es que los partidos no quieren cambiar el modelo, porque forman parte de él.

La Plataforma de las Clases Medias considera que es la hora de la sociedad civil, de que las clases medias luchen por su supervivencia, asumiendo su responsabilidad, y no esperando a que alguien resuelva sus problemas, cada vez más graves, porque ese alguien vive de expoliar a las clases medias, ya sean partidos, sindicatos o fundaciones.

Ahora nos vamos a centrar en la concentración del 23 de noviembre.

Convocamos, en su día, la concentración dispuestos a ser cuatro o cinco, porque considerábamos que debíamos asumir nuestra responsabilidad, que debíamos dejar claro que, al menos, unos cuantos estaban en contra de la expoliación a la que somos sometidos, de que era preciso oponerse a las incautaciones masivas de fondos de los contribuyentes para dárselas a los banqueros, de que era imprescindible denunciar la opacidad con la que pretende hacerse el reparto con grave daño a la democracia y a las libertades.

Ese escenario ya ha sido superado. Va a ir mucha gente con esas mismas convicciones.

Emitiremos un comunicado, pero no esperamos demasiado de unos medios de comunicación que se reúnen en secreto en La Moncloa.

Necesitamos que difundáis la convocatoria entre familiares, amigos y compañeros de trabajo.

Ya no tememos al fracaso. Nuestra disposición siempre ha sido a la lucha. Pero puede ser un éxito importante si corremos la voz, porque el ambiente para nuestras ideas de regeneración y de rebelión cívica está maduro. Se palpa en la calle.

Se necesita un instrumento de influencia y presión, que ponga coto al despilfarro de la casta parasitaria. La Plataforma de las Clases Medias está en condiciones de ser ese instrumento. Nuestras ideas son claras. Nuestra voluntad es firme.

Hay millones de españoles que piensan así. Millones de españoles que han roto o están rompiendo con las mentiras del sistema, que están abriendo los ojos, que están indignados, que perciben que es preciso cambiar. Sólo falta de que se convenzan de que lo podemos hacer.

Nada convierte en más irresistible a una idea que la llegada de su tiempo, y el tiempo ha llegado para la nuestra: esa rebelión que resumimos en nuestro lema, "Con mi dinero, ¡no!".

Allí estarás. Allí estaremos, en la Plaza de Colón, junto con otra mucha gente en este inicio de la rebelión de las clases medias. Pásalo..

 

(Vía Semanal Digital)