OPINIO
 
La impostura de González Pons sobre la lengua
 
 

Juan García Sentandreu/ Que González Pons es un impostor en cuanto al asunto lingüístico es algo de sobra conocido en la política valenciana pues fue él, personalmente, el que pactó en Barcelona, en casa del expresidente del Parlamento catalàn, Joan Rigol, con Esquerra Republicana y el partido socialista catalán el que la denominación de «catalán» para la lengua valenciana fuera oficial en la Comunitat Valenciana.

Fue el 8 de enero de 2005, un mes antes de la emisión del vergonzoso dictamen de 9 de febrero de la Academia Valenciana de la Lengua que, recogiendo el espíritu del pacto de Barcelona entre Pons (PP), Bargalló (ERC), Rigol (CiU) y Maragall (PSC), proclamaba que «la llengua pròpia i històrica dels valencians, des del punt de vista de la filologia, és també la que compartixen les comunitats autònomes de Catalunya i de les Illes Balears i el Principat d´Andorra i que es un fet que a Espanya hi ha dos denominacions igualment legals per a designar esta llengua: la de valencià i la de català».

Ese mismo 9 de febrero de 2005, las agencias daban cuenta de unas declaraciones las que «el portavoz popular del Consell de la Generalitat Valenciana, Esteban González Pons, manifestó que el Consell está plenamente satisfecho por el consenso alcanzado en la AVL, valoramos muy positivamente el acuerdo alcanzado y reconocemos el trabajo de los académicos que han actuado con la responsabilidad que exige el cargo».

La hipocresía política del señor Pons es sólo posible gracias a dos factores: la voluntaria ignorancia mediática que no es capaz de refrescarle la memoria a quien protagonizó una de las páginas más vergonzosas de entreguismo cultural e identitario y, la segunda, la incomprensible complicidad del partido socialista valenciano que se ha convertido en la mayor máquina de hacer votos para el PP valenciano.

El apoyo socialista a Esquerra Republicana de Cataluña para engordar todavía más los bolsillos del pancatalanista Eliseu Climent y de su Acció Cultural del País Valencià con 300.000 euros para promover el catalán en la Comunitat Valenciana no sólo es una muestra del poco respeto que tienen en el PSOE por el sentimiento generalizado de que en Valencia no hablamos catalán, sino de la irresponsabilidad política que supone crear un escenario propicio para que el PP y el señor Pons, haciendo gala de su impostura en la cuestión lingüística, se presenten ante nuestra sociedad como los adalides de la valencianidad.

En los trece años de gobierno del Partido Popular en la Comunitat Valenciana, el catalanismo ha crecido de manera exponencial porque el partido de González Pons, Camps y Zaplana ha dado carta de naturaleza jurídica al catalán al oficializarlo con el dictamen de la AVL a la que le reconoció capacidad normativa al incorporar la academia al nuevo estatuto valenciano.

La política de catalanización que de facto impuso en los colegios y administraciones el gobierno socialista de Juan Lerma adquiere ahora su dimensión de iure cuando el PP legaliza por medio de la AVL toda la imposición del catalán que inició el PSOE.

Por eso, no se extrañen de que el Tribunal Supremo proclame, para vergüenza del PP, que la denominación de catalán es legal en la Comunitat Valenciana porque «la línea argumental seguida por la Generalitat Valenciana viene a reconocer lo anterior, desde el momento en que la Generalitat Valenciana pone el acento en que el valenciano es una variedad de la lengua catalana».

Y añade que «es especialmente significativo el acuerdo de la Academia Valenciana de la Lengua de 9 de febrero de 2005 en el que se afirma que la lengua propia e histórica de los valencianos, desde el punto de vista de la filología, es también la que comparten las comunidades autónomas de Cataluña y de las Islas Baleares y el Principado de Andorra, y que las diferentes hablas de todos estos territorios constituyen una lengua, un mismo sistema lingüístico; y que es un hecho que en España hay dos denominaciones igualmente legales para designar esta lengua: la de valenciano y la de catalán» (sentencia de 5 de abril de 2006).

Juan García Sentandreu
President Foral de Coalicio Valenciana

(Publicado en Diario Levante 18/11/08)