OPINIO
 

Presentes en el debate de Europa
 

Juan García Sentandreu/ No cabe duda que Europa siempre ha sido un concepto de difícil encaje que ha intentado buscar un espacio jurídico, económico y social y en el que sus propios ciudadanos no hemos creído. Las crisis económicas y las desavenencias entre sus socios siempre han provocado que cayeran en saco roto todos los intentos de unificar Europa. No faltan ejemplos recientes como la nunca aprobada y mal llamada Constitución Europea, así como el “sálvese quien pueda” que Francia, Alemania e Inglaterra están utilizando en la actual crisis económica.

Los últimos informes y estadísticas realizados por la propia Unión Europa confirman que sólo la mitad de los españoles se mostraban interesados en participar en las próximas elecciones europeas, de los cuales, tan sólo un 10% sabía identificar con mayor o menor concreción la fecha en la que se celebrarían. En esa encuesta, sólo el 12% de los españoles aseguraba que “definitivamente votará”, frente a un 17% que señalaba sin ningún género de duda que “definitivamente no votará”.

Desgraciadamente, esa definición de “cementerio de elefantes” con la que algún socialista ha acuñado recientemente Europa, ha calado en la sociedad, existiendo, no lo que podría denominarse como un voto antieuropeo, sino, más bien, un hartazgo y pesimismo sobre todo lo que llega del parlamento europeo.

Es indiscutible que el valencianismo debe estar presente en el debate europeo que se abrirá en las próximas elecciones, con una mayor o menor participación, pero nuestro discurso tiene que dar la palabra a esos miles de ciudadanos que piensan que otra Europa es posible. La plataforma constituida por el valencianismo cultural y político bajo la denominación de MOVIMENT VALENCIANISTE PER EUROPA es quizás ese instrumento que necesitamos para dar fuerza y credibilidad a nuestro discurso.

En este momento para el valencianismo se plantea una importante cuestión a resolver. Así, y como todos sabemos, para presentar candidatura en las próximas elecciones es necesario contar con el aval de 50 candidatos electos, lo que significa que la coalición electoral de Coalicio Valenciana, Partido Republicano Blasquista, Organización Independiente Valenciana (OIV) y Unio Valenciana es imprescindible para que el valencianismo pueda presentar una lista en las próximas europeas. Los tres primeros partidos estamos dispuestos a hacerlo, pero todavía nos falta la respuesta de Unio Valenciana, existiendo además un plazo límite para su presentación que termina a finales de esta semana.

Si Unio Valenciana no entra en esta plataforma valencianista, no se conseguirían esos 50 avales necesarios para presentar candidatura, lo que significará que no hemos sido capaces de sentarnos y dialogar sobre la actual situación del valencianismo. No es ni más ni menos que eso, que ya es bastante, pero a pesar de ello, nadie conseguirá silenciar nuestro discurso ni las ilusiones que tienen depositadas muchos valencianos y valencianistas en ese MOVIMENT VALENCIANISTE PER EUROPA.

Si no es de una manera, buscaremos los resortes legales necesarios para tener una presencia efectiva en las próximas elecciones y poder defender con propuestas originales que la idea de otra Europa es posible, criticando a través del MOVIMENT VALENCIANISTE PER EUROPA esa gran maquinaria deshumanizada en la que se han convertido las instituciones europeas y planteando todo un completo programa que abarque políticas económicas, de seguridad, empleo, sociales, culturales y de valores.

El discurso valencianista estará presente en el debate de Europa, sí o sí. Aunque sea para decir que no.


Juan García Sentandreu
Presidente de Coalicio Valenciana