OPINIO
 

¡ESPAÑOLA DE CATALUÑA!
 

Juan Vanrell / Les alegrará conocer algunas curiosidades que se dieron en una conferencia que di en la “Casa de Valencia” de Madrid, el pasado 12 de marzo.

Antes debo dejar constancia de mi felicitación admirada por la magnífica “Casa” que los valencianos tenéis en Madrid. Es un casal señorial, espacioso y elegante. Su comedor, regentado por el “Club Náutico de Castellón”, espléndido. Los madrileños no precisan ir a las playas de San Juan, o de la Malvarrosa, o de Benicassim para saborear la auténtica y excepcional paella valenciana. Variados salones, tanto para ocio como para culturales, completan esta noble y acogedora casa valenciana, sita, además, en una zona privilegiada Madrid, como es el Paseo de Rosales.

¿Cómo no voy a estar prendado de Valencia, si amáis a vuestra terreta hasta lo más profundo de vuestro ser?... Donde hay valencianos, allí está Valencia. Allí se monta inmediatamente una “Casa de Valencia”. Es una constante del ser “valencià”, dispuestos siempre a trabajar para “ofrenar noves glories a España”. Por esto fue para mí un altísimo honor poder dar una conferencia en tan prestigioso casal.

Era un acto en conmemoración del octavo centenario del nacimiento del gran Rey Jaime I. Como sabéis por la Historia, este monarca quiso que en los territorios reconquistados NO CAMBIARA EN NADA LA VIDA DE LAS GENTES, habla incluída. Por esto es tan querido y tan recordado en Valencia y Baleares. Sus “furs” son un dechado de amor y respeto a ambos reinos.

Entre las muchas cosas que respetó hay que destacar el “romanç valencià” y el “romans mallorquí”. El árabe más sabio del siglo XI, IBN SIDÄH, dejó escrito en 1040 que “su árabe era impuro, por culpa del ROMANCE que hablaba la gente del reino taifa “DENIA-MALLORCA”. ¡¡En el s.XI en Valencia ya se hablaba “valencià”!!...

Centré mi recuerdo a este gran Rey, destacando que Jaime I fue el gran valedor de Valencia y Mallorca, respetando escrupulosamente la lengua propia y ancestral de ambos reinos.

Demostré seguidamente que desde la HISTORIA y desde la FILOLOGÍA el valenciano es lengua auténticamente valenciana. ¡JAMÁS CATALANA! Aduje tal cantidad de fechas irrebatibles y tal cúmulo de hechos documentados , que quedó evidente que ni el “valencià” ni el “baléà” son en manera alguna obra cultural de Cataluña.

Quedó clarísimo que el actual expolio de ambas lenguas, propiciado por un pancatalanismo obcecado, es un descarado ROBO cultural. Un ROBO incalificable. Un ROBO que Jaime I no hubiera consentido jamás. Por esto muy claro y muy alto afirmé: “¡ESTOY SEGURO DE QUE HOY EL ESPÍRITU DE JAIME ESTÁ AQUÍ, ENTRE NOSOTROS, PARA UNIR SU VOZ A LA NUESTRA, EN CONTRA DEL VIL ATROPELLO QUE LOS POLÍTICOS ACTUALES HAN HECHO A LA LENGUA VALENCIANA!”. La audiencia fue numerosa y selecta. Como me presentó el Vicepresidente de la Casa, Magistrado del Supremo, asistieron compañeros de magistratura y personal de dicho Tribunal.

Me pasó un caso curioso. Uno de los asistentes quiso sondear previamente mis ideas sobre el pancatalanismo, para “evitarse el disgusto de oír teorías que no compartía”...

Terminado el parlamento, fue el primero en acudir a felicitarme: “He disfrutado muchísimo; la que no habrá disfrutado tanto será aquella señora, que es profundamente catalana”... Disimuladamente me acerqué al corro de dicha señora. Quedé sorprendido al escuchar éstas o parecidas palabras: “Me ha encantado su conferencia y se lo dice una catalana. Le felicito muy cordialmente”... Por mi parte le correspondí: “Yo también aprecio Cataluña y su lengua catalana. Si hay que ir a Cataluña a defenderla, allí iré yo para apoyarla. Esto sí, quedando muy claro que ni el “valencià” ni el “baléà” son “català”. Dentro de este orden soy un defensor incondicional de Cataluña”. Llegó luego lo más significativo y aleccionador. Al retirarse, se acercó muy amable: “Se despide UNA ESPAÑOLA DE CATALUÑA”. Es que en la conferencia había resaltado la españolidad de los valencianos...

Es un ejemplo más de que el problema que los valencianos y mallorquines tenemos con la lengua tiene su raíz -única y exclusivamente- en RAZONES POLÍTICAS, impuestas por un pancatalanismo obcecado. En mis escritos JAMÁS CULPO A LOS CATALANES. Culpo y acuso básicamente al INSACIABLE NACIONALISMO PANCATALANISTA, que tergiversa impúdicamente la Historia y la Filología en beneficio propio.

Es un pancatalanismo maquiavélico y perverso. Sabe que el Pueblo jamás se rebelará por motivos culturales... Sabe que sólo pueden desmontar su tramoya de glorias catalanas inventadas TRES FUERZAS MUY PODEROSAS: El PODER de la política, el PODER de las universidades, el PODER de los medios de comunicación. A estas poderosas fuerzas las mima y las inunda de dádivas y millones de euros...

Agradecidos por tamaña generosidad, los políticos (sean del signo que sean), los universitarios, los medios de comunicación, TODOS, ante el vil expolio del “valencià” y del “baléà”, CALLAN, CALLAN, CALLAN... y CALLAN.

Ésta es la grave y lamentable tragedia dela VERDAD de la lengua valenciana y de la lengua balear, sin vías de solución, por ahora.


JUAN VANRELL NADAL.
Presidente de s’Acadèmi de sa Llengo Baléà.