OPINIO
 

Homenaje a los miembros de las JJCV
 

Fernando Chiva / ¿Respiráis los mismos aires de cambio que yo? De un tiempo a esta parte vengo detectando señales, observando cambios, y estudiando la respuesta social de determinados colectivos y particulares ante los cada vez más acuciantes embates del pancatalanismo tanto a nivel institucional, como oficioso.

Los hechos, que ahora expondré, no dejan lugar a dudas: se empiezan a respirar aires de cambio en la sociedad valenciana. Si alguien no lo ve así, me gustaría que me lo argumentase, ya que no soy dado a dejarme llevar por falsos entusiasmos ni espejismos.

Coalicio Valenciana, como cuarta fuerza política de la Comunitat Valenciana, y primero y único partido valencianista, es un partido que, aunque aunque aún incipiente, y después de unas elecciones autonómicas y municipales en 2007 cuyos resultados fueron modestos, tiene el lujo de contar entre su militancia con un gran número de jóvenes y entusiastas valencianos, que vienen a sumarse a todos aquellos valencianistas “de tota la vida” que nunca dejaron de ser fieles a unos principios a los cuales muchos otros renunciaron hace años, prefiriendo apostar a “caballo ganador” en vez de a “su caballo”.

Aunque el tema en el que quiero centrar este artículo es en esa juventud de la que hablaba: jóvenes entusiastas, fieles creyentes en una identidad cuestionada desde las más altas esferas de poder, altruístas y con un espíritu combativo y una capacidad de trabajo a prueba de fuego.

Estas personas, que forman (formamos) las Juventudes de Coalicio Valenciana (JJCV), trabajamos día a día en la elaboración de campañas informativas, en la organización de actos de protesta, en el apostolado del valencianismo, en la formación de nuestros afiliados, en la difusión del mensaje de Coalicio Valenciana a la sociedad y en la unidad de todo el valencianismo. Y todo ello sin más medios que los propios: sin subvenciones y sin colaboración externa.

Y todo ello está comenzando a dar frutos. La reciente renovación anual del Consell Rector de las JJCV ha permitido que nuevos miembros se integren en la dirección de la organización, y la división de responsabilidades y el enfoque de las mismas están proyectando a este colectivo a nuevas cotas de relevancia social.

Desde JJCV se han desarrollado ya en poco tiempo iniciativas cuyas consecuencias se están viendo casi a diario en medios de comunicación (al menos en aquellos que se permiten la “independencia” de otorgar cobertura informativa a todo aquello que está fuera del duopolio dominante):

• Concentración pacífica en Picassent contra el festival de cine en catalán “Inquiet”.
• Campaña de exigencia a los ayuntamientos a cambiar la denominación de calles con reminiscencias
catalanistas, que se está desarrollando por comarcas.
• Campaña de afiliación de nuevos miembros de las JJCV.
• Reuniones informativas a los nuevos miembros de JJCV.
• Apoyo a la Plataforma Constitucional y Autonomista, formada por entidades valencianas,
aragonesas, baleares y catalanas, en la presentación pública de su manifiesto contra el
catalanismo en Madrid.
• Próxima celebración de la cena anual de Coalicio Valenciana en la Sala Canal, donde las JJCV
tendrán un destacado papel.
Todas estas actividades, y el eco de las mismas entre la sociedad valenciana, a mi parecer, están teniendo un calado tal que, aunque modesto, está sentando las bases y plantando la semilla del cambio en el panorama político valenciano.

La primera señal inequívoca la podemos encontrar en el ámbito universitario, donde en las recientes elecciones de miembros estudiantiles al claustro universitario, las organizaciones de corte catalanista han sido las grandes perdedoras de los comicios.

La segunda señal, de mayor trascendencia, la encontramos en la encuesta de intención de voto que realizó la edición regional de El País, donde quedaba reflejado el hecho de que el partido catalanista Bloc quedaría fuera de Les Corts.

La tercera señal la observo en los aplausos de los valencianos a la comitiva de Coalicio Valenciana y a su mensaje en la procesión cívica del 9 d´Octubre, y en la negativa de la ciudadanía a que el Bloc participara con sus símbolos ajenos al pueblo valenciano en dicha procesión.

La cuarta señal que podemos destacar es el apoyo popular, cada vez más creciente, a los actos de protesta que CV y sus Juventudes organizan contra eventos catalanistas: festivales de cine en catalán, correllengües, trobades y similares actos que evidencian, cada vez más, el autoodio y los complejos de unos colectivos cada vez más marginados de la normalidad social gracias también en parte a sus rancios mensajes de autoalienación.

La quinta y última señal a valorar es el hecho de que, aunque desde Madrid y Barcelona se desgasten otorgando subvenciones y practicando el más desleal colaboracionismo con estas entidades catalanistas, en perjuicio siempre del pueblo valenciano para seguir cuestionando nuestra identidad, no consiguen nunca totalizar sus intenciones, y la resistencia popular a estos atropellos es cada vez más firme y contestataria.

De todas estas señales, de todos estos cambios que se vienen orquestando en la sociedad valenciana, Coalicio Valenciana está jugando un papel decisivo, y las actividades desarrolladas por sus Juventudes nos obliga a pensar en un futuro político en clave valenciana, así que, estimados amigos, podéis decir con el pecho bien henchido que estamos reiniciando el camino de lo que está llamado a ser uno de los episodios políticos más ilusionantes de los próximos años. Y esto, sin vosotros y vuestra pasión, no sería posible.


 

Fernando Chiva

Secretario de Organización de JJCV
Secretario comarcal comunicación Horta Sur CV