OPINIO
 

Valiente y admirable juventud del Grup Valencianista

 
 

Juan Vanrell Nadal/ No pretendo adular. Solo quiero dejar constancia de que la juventud del GAV, por preparación, capacidad de sacrificio e irrenunciable lealtad valenciana, es el gran baluarte del verdadero valencianismo. Con una juventud así, Valencia no perderá jamás sus auténticas y maravillosas señas de identidad, como lamentablemente las has perdido mi tierra. Esta juventud magnífica no consentirá nunca que su ancestral y milenaria lengua valenciana sea presentada como “obsequio generoso”, proveniente de la Conquista de la CORONA CATALANO-ARAGONESA, falazmente inventada. Mi aplauso y mi admiración rendida a esta pléyade de jóvenes del Grup.

Digo esto porque en la cena del pasado 17 de diciembre, organizada por Coalición Valenciana, GAV y Coordinadora d’ Entitats Culturals del Regne, este grupo de jóvenes destacó por su número y por su entusiasmo. El otro colectivo numeroso fue el que formamos el “Nuevo Frente de Juventudes” que ya hemos rebasado los 70. Igual que los jóvenes, estamos en la brecha. Trabajamos sin miedo ni descanso porque, como decimos en Mallorca: “Per morí y per pagà sempre hey ha temps, no hem de corre”.

Además, en dicha cena me honraron con el “PREMI PALLETER 2009”. Me lo concedieron junto a egregias figuras de la constelación valenciana, auténticos baluartes de la cultura de esta tierra: Baltasar Bueno, paladín de dignidad periodística en defensa de Valencia; Ateneo Blasco Ibáñez, crisol de valencianía; Ricart García Moya, fustigador incansable de las inicuas mentiras pancatalanistas; Anfós Ramón, perenne flor joven de la más bella poesía valenciana, a sus 90 años; etcétera. Junto a estos preclaros nombres añadieron el mío, humilde. Me enorgulleció el Premio. Me emocionó la ovación enardecida de los jóvenes. ¡Gracias, valiente y admirable Juventud del Grup Valencianista! ¡Gracias, Juan y Manolo, Presidentes de Coalició y del Grup!.

Frente a muchas personas y demasiadas instituciones que han renunciado a su dignidad valenciana, adorando extasiadas el becerro de oro catalán, Valencia tiene la gran suerte de contar con Coalición Valenciana y el Grup d’Acció Valencianista. Insobornables y dignos, no claudican jamás ante los melodiosos y dulcísimos (en prebendas y mamandurrias) cantos de sirena pancatalanistas, secundados siempre por esta ejemplar juventud. ¡Ojalá en Mallorca hubiera una centésima parte de estos jóvenes que tanto aman sus raíces ancestrales!...

Repito lo que dije en mis palabras de gratitud: “Los verdaderos “palleters” sois vosotros… Yo soy sólo el grano que no hace granero, pero que ayuda al compañero… No estoy “CONTRA” nadie, sólo defiendo LA VERDAD… Esta Verdad, desde la Historia y la Filología, es que Valencia, Cataluña y Baleares han ido evolucionando por sí mismos y para sí mismos la raíz común que es el latín… Estoy CONTRA LA MENTIRA descarada que hace “català” lo que siempre ha sido “valencià” en Valencia y “mallorquí” en Mallorca… En la defensa de ESTA VERDAD me encontraréis siempre, incansable e irreductible, mientras Dios me dé vida”.

He de confesaros que esta lucha denodada en defensa de LA VERDAD da una inmensa PAZ, una enorme TRANQUILIDAD. ¡Qué dulce SERENIDAD ir a la otra orilla proclamando la Verdad de tu tierra, defendiendo la lengua en la que comencé a hablar a los hombres y rezar a Dios!

En esta lucha sé que no estoy solo. Sé que tengo el apoyo alentador de la Juventud del Grup. Sé también que la actuación insobornable de Juan García Sentandreu, Manolo Latorre y demás, que defendemos sin desmayo las irrenunciables señas de identidad de Valencia y de Baleares, tendrá continuidad y llegará además a buen puerto con el empuje de esta juventud. Ellos han recogido decididos la antorcha de la Verdad de la Lengua de su tierra y la llevarán triunfantes al éxito final. No les oculto que el camino será arduo y costoso. Tendrán que sortear, cual nuevos “ulises” del siglo XXI, los escollos embaucadores y las trampas melosas de las encantadoras “sirenas” del bondadoso pancatalanismo, hecho ciencia fabulada y servicio altruista, presentado siempre con estrategia brillante y pérfidamente diabólica. Oirán en el siglo XXI: “Si coméis de esta fruta (la veneración pancatalanista) seréis dioses”. ¡¡¡Cómo medran los adoradores del becerro de oro catalán!!!... Dejo para otro día el comentario de esta estrategia inteligentemente satánica.

Hoy sólo quiero felicitar a estos jóvenes admirables del GAV y desearles lo mejor para el Nuevo Año 2010. Sí, a estos jóvenes, lo mismo que al equipo de “EL PALLETER.COM” y a los muchos valencianos de pro que me leen y me alientan, les deseo toda suerte de felicidad. A todos deseo además que el año 2010 sea pletórico de entusiasmo. Un entusiasmo sano y alegre que nos mantenga en perenne vigía y nos haga inasequibles al desaliento. No estamos contra nadie. Sólo estamos CONTRA LA MENTIRA. Defendemos LA VERDAD. La Verdad de que nuestra propia lengua autóctona es nuestra y bien nuestra. El sentido común rechaza la hipótesis, a todas luces imposible, de que nuestra lengua ancestral es un obsequio catalán.


 
Juan Vanrell Nadal
Catedrático de Francés
Pte. de la Acadèmi de sa Llengo Baléà