OPINIO
 

Vent de Garbi

 
Del todo mentira, a devueltos los regalos
 

Baltasar Bueno / Camps y Zupercozta –el otro de la cuadrilla, Rambla, se está frotando las manos por el despeje de camino que el asunto cree que le está haciendo- comenzaron negándolo todo, que todo era mentira.

Como la prensa no alquilada ni arrodillada iba contando la historia con pelos y señales, dieron la consigna de todo es un montaje. Acusaban a polis, fiscales y jueces no genuflexos de urdir un montaje contra el PP.

Al final, como seguían saliendo al aire historietas del sumario, no tuvieron más remedio que decir, mintiendo claro, que los regalos los habían devueltos.

Es decir, pasamos de la nada al bueno sí, pero los hemos devuelto. O lo que es lo mismo, ya no tienen más remedio que reconocer que sí que pasaron cosas.

La misma estrategia de los imputados, la siguen por mandato expreso de los crucificados la prensa apesebrada, los periodistas sobreros, que esgrimen los mismos increíbles y patéticos argumentos de quienes les tapan la boca con dinero público.

El sentido común piensa que regalazos, maletines y otras lindezas hubo. Y que, por supuesto, no fueron devueltos, no consta en ningún sitio que fueran devueltos, como se empeñan en hacernos creer los de la banda y aledaños.

¿Tenemos que creernos que devolvieron los regalos los mismos que hasta hace pocas horas nos han estado diciendo que nunca los hubo, que todo era mentira?

Evidentemente, no tienen autoridad moral para que les creamos, por eso están locos lanzando una cruzada en toda regla contra quienes publican cosas del sumario, afortunadas filtraciones que nos están hablando y describiendo la catadura moral de estos sujetos implicados en esta desvergonzada timba montada con individuos que han sacado sabrosos contratos públicos.

Han salido en tromba los politicastros de esta autonomía clamando al cielo para que cese la lluvia de filtraciones de la investigación. No quieren que vayan los papeles volando por los aires, porque les dejan con el culo al aire.

No quieren los de la peña que se sepa lo que hicieron en este como en otros asuntos y acostumbrados a tener a la prensa, radio y televisión en anestesia general, les jode un huevo que haya libertad de expresión y libertad de información que vaya en contra de lo que ellos dictan a grito pelado a Canal 9, para que reparta morfina y botellón al respetable y no se entere.

Esperemos que copia del sumario esté ya en manos de la prensa libre e independiente, y vayan lanzándolo por capítulos, al menos contando lo más sabroso, como las llamaditas telefónicas que regalados y regalones se hacían en fechas tan entrañables como la Navidad.

Rajoy dice que los de aquí no cree que se vendieran por cuatro trajes, le parece cutre al hombre. Cierto, mi humilde parecer es que eso de los trajes es una anecdotilla, una cosa perrillera, una cosa que por casualidad nos hemos enterado. Lo sabroso será algún día enterarnos de todas las cosas.

Esperemos que los trajes no sean un trapo rojo aventado para entretener al personal, una cortina de humo lanzada, una maniobra de distracción, para que a nadie se le ocurra pensar, ni hurgar, en otros menesteres.