03 de abril de 2006
 

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana admite a trámite el Recurso Contencioso por “mobbing parlamentario” planteado por el Grupo Mixto contra las Cortes Valencianas

La Sala de lo Contencioso-administrativo del TSJ de la Comunidad Valenciana ha rechazado los argumentos invocados por el Letrado Mayor de las Cortes Valencianas en los que solicitaba la inadmisión del Recurso planteado por el Grupo Mixto por “mobbing parlamentario” y vulneración de Derecho Fundamentales.
 
En relación al Recurso número 1/107/06 de la Sala de lo Contencioso-administrativo del TSJ de la Comunidad Valenciana se ha dictado en fecha 21 de marzo, notificada al Grupo Mixto el día 3 de abril, un Auto por el que se admite a trámite el contencioso contra las Cortes Valencianas, no aceptando las alegaciones planteadas por el Letrado Mayor, en las que solicitaba la inadmisión del mismo.
 
El portavoz del Grupo Mixto ha señalado que este procedimiento se inició contra el bloqueo y persecución institucional que desde las Cortes Valencianas, y con la connivencia del Presidente y grupo parlamentario popular, se está realizando a la acción parlamentaria del Diputado Francisco Javier Tomás Puchol y del Grupo Mixto.
 
En ese sentido, Tomás manifestó su plena confianza en la acción de la justicia, como garante frente a los excesos de la clase política, que en este caso concreto, han utilizado las instituciones valencianas para impedir el correcto funcionamiento del Grupo Mixto, viciando el mandato constitucional y quebrantando el principio de igualdad.
 
Debemos recordar que el Diario Oficial de las Cortes Valencianas en fecha 29 de diciembre de 2005 introdujo una modificación en la Disposición Adicional Tercera de las Bases de Ejecución y Gestión del Presupuesto de las Cortes Valencianas para el año 2006, aumentando desproporcionadamente las asignaciones económicas para el grupo parlamentario popular, socialista e izquierda unidad, mientras que el Grupo Mixto incomprensiblemente la fijada en la ridícula cantidad de  296 euros mensuales.
 
En esa resolución se establecía para el grupo parlamentario popular, formado por 47 diputados, una ayuda total de 95.955,97 euros mensuales; el grupo parlamentario socialista, formado por 35 diputados, una ayuda total de 73.952,40 euros; y el grupo parlamentario entesa, formado por 6 diputados, una ayuda total de 22.898,09 euros.
 
Tanto el importe fijo de 9.063,08 euros mensuales por grupo parlamentario, como los dos subconceptos que integran el importe variable de todos los grupos, han sido cercenados para la asignación que legalmente le debería corresponder al Grupo Mixto, pero es más, el último diputado que constituyó en la pasada legislatura el Grupo Mixto y que provenía del PSPV, Joan Francesc Peris, tuvo una asignación mensual de 6.000,40 euros.
 
Desde Coalicio Valenciana se ha acusado al Partido Popular de estar utilizando su mayoría parlamentaria para silenciar las voces que discrepan con su política de cesiones al catalanismo, corrupción y endeudamiento de la Comunidad Valenciana.
 
Sentandreu aseguró que el bloqueo pretendido al Grupo Mixto está motivado por el interés que tiene el Partido Popular en impedir una fuga de más diputado de entre sus filas, así como imposibilitar en la práctica el correcto funcionamiento de control al gobierno valenciano y representación de la ciudadanía que está ejerciendo el Grupo Mixto, algo que desde un principio no ha podido conseguir el PP, ya que tanto Juan García Sentandreu (Presidente de Coalicio Valenciana) como José Vidagany (Secretario General de Coalicio Valenciana) fueron designados como asesores políticos del Grupo Mixto no remunerados, renunciando personalmente a cualquier emolumento de las Cortes Valencianas que pudieran corresponderle por sus responsabilidades, y ejerciendo el Grupo Mixto desde ese momento un intenso trabajo en defensa de los intereses políticos, culturales y económicos de todos los valencianos.