05 de enero de 2006

Coalicio Valenciana reclama a la Delegación del Gobierno mayor dotación presupuestaria y personal en seguridad ciudadana

Coalicio Valenciana considera preocupante la escala de violencia, agresiones, robos y homicidios que se ha producido en la Comunidad Valenciana en este comienzo de año, y que confirmar las preocupantes cifras del pasado 2005.

El Presidente de Coalicio Valenciana denunció la preocupante situación de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, con una falta evidente de recursos económicos y humanos en la Comunidad Valenciana, que hacen imposible que puedan afrontar el aumento de casi un 10% de las cifras de delincuencia en el pasado año 2005.

El gobierno valenciano debe exigir mayor dotación de agentes para Valencia, Alicante y Castellón, así como una inversión económica más elevada en recursos y medios materiales.

Juan García Sentandreu puntualizó que el motivo principal de ese aumento es la entrada de bandas de delincuencia organizada provenientes de los países del este, así como un incremento en la entrada incontrolada de inmigrantes que hace del pequeño robo y la inseguridad ciudadana su forma de vida.

Sentandreu acusó a las autoridades de dejar las puertas abiertas a una inmigración descontrolada, que entra en España sin recursos económicos y sin posibilidades ciertas de encontrar un empleo, desprovistos en la mayoría de las ocasiones de asistencia social ante la avalancha de inmigrantes y sin más porvenir de la mendicidad y la delincuencia menor.

Coalicio Valenciana pidió la puesta en marcha de un programa racional que priorice unos criterios de selección positiva de la inmigración, dando preferencia a los colectivos de más fácil inserción social y profesional, exigiendo que se establezca un política de inmigración supeditada a la necesidad de tener un contrato laboral, ya que continuar con esta situación provocada por el gobierno socialista de Zapatero sólo traerá más inseguridad ciudadana, mayores cuotas de delincuencia y la proliferación de bandas juveniles.