10 de enero de 2006

Coalicio Valenciana considera un gravísimo error el posible acercamiento de UV al Partido Popular y renueva su oferta de conformar un gran pacto valencianista

La formación liderado por Juan García Sentandreu ha cogido con escepticismo la conformación de un pacto electoral entre UV y PP, calificando este como gravísimo error en caso de concretarse, lo que en palabras de Sentandreu supondría la pérdida definitiva de la identidad de Unión Valenciana.
Coalicio Valenciana ha querido hacer patente en vísperas del Congreso de Unión Valenciana su propuesta renovada a esa formación para que se incorpore a la gran plataforma valencianista que se está conformando entorno a las siglas de Coalicio Valenciana, y que se convertirá en el referente político de las elecciones de 2007.

Sentandreu resaltó que una posible alianza entre el UV y PP no supondría a éste último revalidar su mayoría absoluta, ya que la sociedad valenciana está reclamando nuevos aires en la política valenciana, y Coalicio Valenciana constituye en este momento una oferta valencianista con nuevas ideas y con una imagen más joven y próxima a los ciudadanos.

Coalicio Valenciana quiso recordar a Camps que la actitud de “devorar” al posible aliado electoral no es una buena política, ya que esto le está llevando al PP en toda España a quedarse sin ningún comodín cuando pierden la mayoría absoluta, y en las elecciones de 2007 después de 12 años de desgaste del gobierno valenciano, a nadie le cabe duda que Camps perderá su mayoría absoluta como le ha pasado a Manuel Fraga.

El Presidente de Coalicio Valenciana pidió calma a Ballester y que no se precipitara en la reedición de un segundo “pacto del pollo” que sólo llevaría a Unión Valenciana a la desaparición definitiva, ya que la militancia que todavía queda en este partido no entendería un pacto electoral con aquellos que han creado la catalanista Academia Valenciana de la Lengua o no están haciendo políticas netamente valencianas y valencianistas en defensa de los intereses económicos, culturales y sociales de los valencianas.

Coalicio Valenciana y resaltando que no pretendía entrometerse en las políticas de otros partidos, exigió a Camps y Ballester que no sólo mirasen por sus interés particulares o por conseguir alguna cuota de poder, que quizás a alguna de las últimas incorporaciones de UV le interese mucho más, sino que respeten la voluntad e independencia de sus militantes y votantes.