11 de mayo de 2006
 

Sentandreu afirma que en 2007 se cerrará el grifo del dinero público para el catalanismo

El presidente de Coalicio Valenciana, Juan García Sentandreu, ha lamentado la bochornosa política que mantiene el Gobierno valenciano en materia educativa, tras conocer el acuerdo alcanzado entre la Fundación Bromera, la Academia Valenciana de la Lengua y la Consellería de Cultura para fomentar la lectura en catalán entre los alumnos de los colegios valencianos.

Para Coalicio Valenciana, el presidente Camps ha dejado en manos del catalanismo todas las responsabilidades en materia educativa y cultural de la Comunidad Valenciana, despreocupándose de la defensa del idioma valenciano y el resto de nuestras señas de identidad.

García Sentandreu ha exigido al presidente Camps la revocación inmediata de ese acuerdo suscrito entre el gobierno valenciano y la Fundación Bromera.

Sentandreu garantizó a la sociedad valenciana que si en el 2007 se convierten en la llave de la gobernabilidad del Consell, terminarán con cualquier acuerdo económico y de financiación que la Consellería de Cultura tenga con entidades catalanistas como la Fundación Bromera, y se apostará desde las instituciones valencianas en la promoción y defensa de la lengua valenciana en todos los colegios, institutos y universidades públicas.

Para el líder valencianista el pueblo valenciano debe ser consciente de que estamos frente a un momento histórica en la pérdida de nuestra identidad, y que los comicios electorales de 2007 deben convertirse en un plebiscito popular contra las cesiones que se han realizado desde el Gobierno de Camps.

Coalicio Valenciana recordó que el propio presidente de la Fundación Bromera, el catalanista Josep Fluixà, es asesor en materia lingüística del “Centre de Formació, Innovació i Recursos Educatius” (CEFIRE) dependiente de la Consellería de Cultura de la Generalitat Valenciana, que tiene como función la formación del profesorado de educación no universitaria, cargo en el que ha sido mantenido por el Gobierno valenciano, y desde el que lógicamente impone las tesis catalanistas.

Sentandreu indicó que el Gobierno valenciano y el presidente Camps están absolutamente desbordados políticamente, acuciados por la fragmentación institucional del Partido Popular valenciano, los casos de corrupción, la grave crisis económica que padece esta Comunidad y la ignorancia en materia cultural y lingüística del PP valenciano.