14 de febrero de 2006
 

Coalicio Valenciana pide la adhesión de las Cortes Valencianas a la manifestación de la Asociación de Víctimas del Terrorismo del próximo 25 de febrero


La formación valencianista dirigida por Juan García Sentandreu ha presentado en el registro de las Cortes Valencianas por medio del Grupo Mixto una iniciativa parlamentaria por el trámite de urgencia recogido en el artículo 88 del Reglamento de las Cortes Valencianas para que esta institución apruebe un manifiesto de adhesión a la manifestación convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo el próximo 25 de febrero en Madrid.

El líder valencianista recordó que las Cortes Valencianas, como máxima representación de la voluntad popular de los valencianos, debe dar un paso decisivo y apoyar a las víctimas del terrorismo en un momento en que la política del gobierno socialista está mendigando una tregua con ETA, bajo el chantaje de ERC y Batasuna.

El Presidente de Coalicio Valenciana aseguró que la sociedad española no está dispuesta a que el gobierno de Zapatero ceda ante las presiones de ETA y negocie con el dolor y la memoria de 934 asesinados.

Sentandreu indicó que en la iniciativa parlamentaria presentada por el Grupo Mixto se afirma que la única fórmula para acabar con el terrorismo es con la estricta aplicación de la Ley y la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, ya que los atajos del gobierno socialista sólo contribuyen al reforzamiento de ETA y a la marginación de los verdaderos protagonistas, que son las víctimas del terrorismo.

En la propuesta que se ha presentado por el trámite de urgencia, se establece que no cabe pactar con los asesinos y que cualquier negociación debe necesariamente contar con la aprobación de las víctimas del terrorismo.

En su propuesta Coalicio Valenciana recuerda los 934 asesinados desde que el 28 de junio de 1960 tuviera lugar la primera acción sangrienta de la banda terrorista ETA.

Sentandreu manifestó que la flaqueza en materia antiterrorista del gobierno de Zapatero y las presiones de su socio de gobierno, deben ser un revulsivo para que todos los españoles nos unamos a las demandas de la Asociación de Víctimas del Terrorismo.