16 de mayo de 2006
 

Sentandreu: “Julio de España debe reconsiderar esta decisión y no despilfarrar el dinero de todos los valencianos”

Bajo una gran pancarta que decía “NO al comedor privado de los diputados. STOP al despilfarro” Coalicio Valenciana ha organizado a las 12:30 horas un “Comedor popular” a las puertas de Las Cortes para protestar contra el despilfarro del comedor privado de los diputados y la corrupción institucional.

La formación valencianista instaló un “Comedor popular” en plena plaza San Lorenzo, donde han podido degustar una tradicional “picaeta” valenciana un importante número de personas convocadas por Coalicio Valenciana, así como todos los viandantes que circulaban por la calle, todo ello amenizada con una charanga.

Las más de 150 personas convocadas por Coalicio Valenciana portaban pancartas con frases como: “Al poble pla mos enganya el senyor Juli d´Espanya”, “Fer regim a tota costa: pernil, caviar i llangosta”, “En Nadal tele de plasma ¡La qüestió es fer el fantasma!”, “El restaurant privat del PP i PSOE, no te ous… ni vergonya”, “Molts dolços i llepolíes per a nostres senyoríes”.

Coalicio Valenciana repartió cerca de 5.000 folletos de protesta, junto con una degustación de vino valenciano y picoteo, a todas aquellas personas que se acercaban a ese “Comedor popular” en plena puerta de Las Cortes.

Para el líder valencianista, Juan García Sentandreu, esto ha sido una demostración para que el Presidente de las Cortes sepa que hay otras formas de hacer política y que no es necesario malgastar el dinero de los valencianos en hacer cafeterías exclusivas para los diputados.

La formación valencianista ha querido demostrar de esta forma que la sociedad valenciana está harta de una clase política que vive de espaldas al pueblo y que utiliza el dinero público en caprichos personales como la televisión de plasma que Julio de España regaló a cada uno de los diputados las pasadas navidades o ahora en la construcción de un segundo comedor cuyo altísimo coste será de 1,6 millones de euros.

El Presidente de Coalicio Valenciana ironizó afirmando que el Presidente de las Cortes debería cambiar su nombre por el de “Julio II de España”, en clara referencia al Papa que encargó a Miguel Ángel los frescos de la Capilla Sixtina, una obra que pretende ser emulada en ese nuevo comedor, al que se van a destinar cerca de 60.000 euros para que un artista pinte el techo del restaurante.

Sentandreu indicó que la mayoría absoluta y la escasez de control político interno en las Cortes Valencianas, han provocado que Julio de España haga y deshaga los presupuestos de esta institución a su antojo, malgastando el dinero de todos los valencianos en reformas faraónicas más propias del “renacimiento pictórico”.