21 de abril de 2006
 

Coalicio Valenciana pide a UV una reflexión profunda sobre su situación actual y confía en que las bases sepan reconducir esta nueva crisis

La formación liderada por Juan García Sentandreu ha lamentado la decisión del Presidente de Unio Valenciana, Joaquín Ballester, un dirigente que en palabras de Sentandreu ha sabido defender hasta el último momento su independencia política con respecto a las presiones externas e internas que le pedían un acercamiento al Partido Popular.

Para Sentandreu el mayor activo que tiene UV en este momento son sus bases, y por tanto confía en que éstas sepan reconducir la difícil situación que se ha producido, y a través de una reflexión profunda, saquen definitivamente a este partido de la deriva en la que se encuentra inmerso.

Sentandreu espera que tras el proceso de elección asamblearia de la nueva directiva de Unio Valenciana, se vuelva a poner al frente del proyecto unionista un dirigente que provenga del valencianismo de base y con trayectoria política acreditada.

El líder valencianista pidió un esfuerzo a todo el valencianismo político, esté o no en Coalicio Valenciana, para dar una imagen de dignidad y credibilidad a la sociedad valenciana, añadiendo que las continuas crisis dentro del seno de UV perjudican no sólo a ese partido, sino a todos los que estamos al frente del valencianismo.

El Presidente de Coalicio Valenciana indicó que con esta dimisión se evidencia la división interna que acucia a UV, y que se manifiesta entre los que desean la unidad del valencianismo de cara a las elecciones de 2007, y los que tienen sus miras exclusivamente en conseguir un cargo en el PP.

Para Sentandreu el valencianismo político está asegurado en Coalicio Valenciana, un partido que desde la unidad y firmeza defiende las señas de identidad del pueblo valenciano y que está abierto a todos los que deseen hacer valencianismo, por esa razón, Coalicio Valenciana mantiene que tras la elección de la nueva directiva de UV apostará nuevamente por la unión de cara al 2007.