19 de noviembre de 2007
 

Un grupo de juristas valencianos impulsa una Iniciativa Legislativa Popular en Defensa de las Señas de Identidad Valencianas


La Llei de Defensa de les Senyes d´Identitat Valencianes nace auspiciada por la Coordinadora de Entidades Culturales del Reino de Valencia

Tras los continuos ataques que nuestras señas de identidad están sufriendo, no sólo desde el catalanismo más furibundo, sino también de las políticas impulsadas desde el gobierno nacional de Zapatero, un nutrido grupo de juristas valencianos, dirigidos por Juan García Sentandreu y José Manuel Vidagany, impulsan una Iniciativa Legislativa Popular que bajo el nombre de “Llei de Defensa de les Senyes d´Identitat Valencianes” debe ser un elemento de autoproclamación de nuestra valencianía y el respeto a la historia de nuestras señas de identidad.

Sentandreu dijo que “el texto articulado, con un claro contenido foralista, desarrolla los elementos que conforman la personalidad valenciana”, haciendo especial referencia a “la denominación y delimitación territorial, Real Señera, Himno, Llengua Valenciana y al patrimonio económico-cultural valenciano”, donde se incluyen la defensa del campo y la industria tradicional valenciana.

Como indicó el líder valencianista, el propio Preámbulo de la norma denuncia que ni el Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana de 1982, ni la más reciente reforma estatutaria aprobada por el PP y PSOE, han sabido profundizar en la recuperación de una historia, de unas leyes y una autonomía acorde con lo que fuera el Reino de Valencia. Así, y como dicen los redactores, la foralidad valenciana para el PP y PSOE se ha quedado reducida a una mera retórica circunscrita a la recuperación del derecho civil valenciano, tal y como realiza el vigente Estatuto de Autonomía, y esto, no sólo supone una manipulación de nuestra identidad como pueblo, sino una renuncia expresa de nuestro territorio histórico a su pleno derecho de autogobierno.

A este respecto, José Vidagany indicó que el foralismo es el instrumento aglutinador y donde confluye en la Comunidad Valenciana el regionalismo reivindicativo y el nacionalismo moderado, convirtiéndose en una figura jurídica que respetando la actual estructura constitucional de España, reclama las máximas cuotas competenciales dentro del Estado.

Así Vidagany afirmó que “crear fórmulas artificiales como han hecho vascos y catalanes, desesperados por conseguir un hecho diferencial que les permita seguir aprovechándose del Estado, sólo nos conduciría a convertirnos en una región de segunda al compás de las reivindicaciones nacionalistas, que al final buscan su escape a través del independentismo”, alejándonos y abandonando “un patrimonio identitario y cultural que los valencianos y el Reino de Valencia ha ido conformando a lo largo de muchos siglos de historia”.

La Iniciativa Legislativa se divide en 35 artículos, agrupados en cuatro Títulos, bajo los epígrafes de Título I. De las señas de identidad; Título II. De las características de las señas de identidad; Título III. Del uso, promoción y difusión; Título IV. De su protección.

Bajo esta Ley se recogen toda una serie de medidas legislativas para promocionar nuestras señas de identidad a través de su fomento en la sociedad, fomento en la cultura, su fomento en la educación y su fomento en el ámbito local, además de establecerse como día oficial de las Señas de Identidad Valencianas el 23 de mayo.

Quizás una de las singuralidades que también llaman la atención de esta Ley es la creación del llamado Institut de Defensa de les Senyes d´Indetitat Valencianes, que vinculado a la Generalitat Valenciana y con independencia para el ejercicio de sus funciones, tiene como principal actividad exigir a todas las instituciones u organismos públicos y privados, sistema educativo, partidos políticos, sindicatos, funcionarios y particulares el cumplimiento y respeto de nuestras señas.

La denominación de País Valencià, países catalanes, lengua catalana para referirse al idioma valenciano o la suplantación de la Real Señera por la cuatribarrada, son cuestiones que tienen la calificación de ilegales en esta norma, y por lo tanto, perseguibles y sancionables por el Estado.

Es quizás en el apartado de medidas de protección donde los redactores han tenido especial interés en profundizar en una serie de actuaciones que destinadas a impedir la vulneración de nuestras señas de identidad, no traspasaran los límites de la libertad y democracia instaurados por la Constitución española. Así, la defensa de lo propio se hace perfectamente compatible con otros principios constitucionales totalmente respetables, pero donde los primeros, por su contenido de patrimonio cultural e identitario de los valencianos, adquieren un estatus privilegiado y de mayor rango de protección.

La Coordinadora de Entidades Culturales del Reino de Valencia, en reunión del pasado viernes 16 de noviembre de 2007, acordó hacer suyo el proyecto reivindicativo de esta Ley y promover una gran campaña de sensibilización ciudadana con la que su presidente, Juan Romero, desea denunciar los ataques del catalanismo y la pasividad o complicidad de los dos grandes partidos nacionales, PP y PSOE, en este tema.

Juan Romero indicó que es el momento de que todo el entramado asociativo valencianista converja en un gran proyecto legislativo de defensa de lo propio, sin recriminar ni atacar a nadie, pero exigiendo el respeto que los valencianos y nuestras señas patrias se merecen.

El presidente de la Coordinadora manifestó que ahora se abre un gran proceso de concienciación y donde se reclama la unidad de todas las entidades culturales valencianistas entorno a esta Iniciativa, que no es de unos ni de otros, sino que debe de ser del pueblo valenciano y de nuestra historia.

Romero indicó que la presentación oficial ante la sociedad valenciana de esta “Llei de Defensa de les Senyes d´Identitat Valencianes” se realizaría el próximo 4 de diciembre a las 20 horas en la sede del Grup d´Accio Valencianista, una entidad cultural valencianista que simboliza mucho de los expresado en esta Ley, y a partir de ese momento, y antes de su presentación formal ante el Letrado de Las Cortes Valencianas, se visitarían todas y cada una de las entidades, asociaciones, colectivos, Ateneos y agrupaciones valencianas y valencianistas para que a través de un procedimiento participativo que ya se determinará, puedan colaborar y adherirse como coautores del proyecto de oficialización de esta Iniciativa Legislativa.