05 de enero de 2007
 

Coalicio Valenciana se solidariza con el ICAV y considera que los retrasos en el pago del turno de oficio pone en grave riesgo la estabilidad de la justicia valenciana y la defensa de los más desfavorecidos

La formación presidida por Juan García Sentandreu ha calificado los retrasos de casi 9 meses en el pago de los letrados que realizan el turno de oficio como una grave irresponsabilidad de la Generalitat Valenciana, que evidencia la crisis que padece el gobierno valenciano y el elevadísimo endeudamiento de las arcas públicas de la Comunidad Valenciana.

Para el líder valencianista el galopante endeudamiento y la política del despilfarro del gobierno Camps son los dos principales responsables de una economía quebrada, incapaz de cerrar las cuentas anuales de 2006 pagando todas las deudas que ha ido acumulando.

En este sentido, Sentandreu afirmó que el retroceso económico traerá como consecuencia una reducción drástica en los servicios asistenciales y recursos sociales cuya competencia está atribuida a la Generalitat Valenciana, especialmente aquellos destinados a los colectivos más débiles como son los jóvenes, discapacitados o ancianos. Así indicó que vamos a empezar a percibir el verdadero alcance de la crisis económica de la Comunidad Valenciana, y de los números rojos que arrastra la nefasta gestión económica del gobierno valenciano y la Consellería de Economía, que como indican los informes más solventes del Banco de España nos ha situado como la Comunidad Autónoma más endeudada y los ciudadanos con mayor déficit económico por habitante.

Coalicio Valenciana ha querido solidarizarse con el colectivo de abogados valencianos que colaboran en el turno de oficio del ICAV, señalando que la falta de liquidez del gobierno de Camps no puede repercutir en el buen servicio jurídico gratuito que se ofrece a los valencianos con menores recursos, y que además viene establecido en el ordenamiento constitucional como uno de los emblemas de una democracia donde todos tienen derecho al acceso a la justicia en las mismas condiciones de igualdad.

Para Sentandreu el hecho de que se consolide en el tiempo este incumplimiento económico de la Generalitat Valenciana puede desestabilizar el funcionamiento del turno de oficio y la justicia valenciana, dejando desatendidos a aquellos que más lo necesitan.