8 de febrero de 2007
 

Sentandreu califica las declaraciones independentistas de Carod-Rovira como un pulso inaceptable al Estado de Derecho

 

Sentandreu ha indicado que las afirmaciones hechas por Carod-Rovira anoche en la conferencia realizada en el auditorio del Palau de la Generalitat de Cataluña entran dentro del discurso del nacionalismo exacerbado de extrema izquierda que capitalizan en España Batasuna y ERC, un proyecto político independentista y separatista que no acepta las reglas del juego democráticas y pretenden imponer sus ideas con la fuerza de las armas en un caso, o con el chantaje de las mayorías parlamentarias en otro.

El líder valencianista señaló que el error de los partidos democráticos y de la Justicia en España ha sido quizás demorar en el tiempo un verdadero estudio sobre la constitucionalidad del Estatuto catalán, permitiendo que fuera aprobado en el Parlamento de Cataluña, en el Congreso y Senado, así como ratificado por referéndum, algo que según Sentandreu, le ha impreso un plus de legalidad que difícilmente el Tribunal Constitucional podrá revocar.

En ese sentido, el presidente de CV ha señalado que la vía del recurso contencioso-administrativo promovida por su partido ante el Tribunal Supremo es la más acertada para invalidar el acuerdo adoptado por el Parlamento de Cataluña, un recurso que sigue vivo en el alto tribunal español y que tendrá que valorar exclusivamente si la propuesta de reforma planteada desde Cataluña cumplía los requisitos de legalidad y constitucionalidad previos exigibles a cualquier norma delegante derivada de un parlamento regional.

Desde Coalicio Valenciana se ha manifestado que la democracia española se enfrenta a un verdadero pulso al Estado de Derecho realizado desde el independentismo, un movimiento político que según Sentandreu, sienta la base de su discurso en una continua falacia económica y política que no podría llevarse adelante de ninguna manera, ya que Cataluña o el País Vasco serían incapaces de asumir la configuración de un estado independiente de España, y lo único que pretenden es seguir enarbolando la bandera del secesionismo para conseguir mayores cuotas de poder y más recursos económicos de las arcas del Estado.

Por último, el líder valencianista exigió al presidente de la Generalitat de Cataluña y al PSOE el cese inmediato del vicepresidente de la Generalitat, Carod-Rovira, por considerar que sus palabras constituyen una amenaza velada al Estado y a la independencia del poder judicial y del Tribunal Constitucional, algo que expresado por un cargo público debe ser censurado de forma contundente y exigidas las responsabilidades políticas que se deriven.