19 de febrero de 2007
 

Coalicio Valenciana de Cullera denuncia el coste de los 1.800 euros mensuales de la gran grúa que tras 12 años sigue en el Santuario del Castillo

La formación valencianista culpa la salida de los franciscanos a la mala gestión del Ayuntamiento

Coalicio Valenciana quiere denunciar el despilfarro del ayuntamiento de Cullera y uno de sus principales símbolos, como es la enorme grúa que durante más de doce años, permanece día tras día, junto al principal monumento turístico de la localidad, el Castillo y Santuario de la Virgen del Castillo, costando a los vecinos cerca de 2.000 euros al mes, sin que se haya encontrado una solución a “las eternas obras de restauración” que se llevan realizando en el Castillo de Cullera.

Por otra parte, Coalicio Valenciana también denuncia la mala gestión del alcalde de Cullera, el popular Ernesto Sanjuán, que ha conducido al abandono de los franciscanos del Castillo de Cullera tras 83 años de permanencia. Sanjuán justifica la salida de los franciscanos en la falta de vocaciones, escudando así su desidia y mal hacer, obligando a los miembros de la Orden a declarar ante los medios de comunicación que la falta de vocaciones es el único problema.

Coalicio Valenciana de Cullera ha incluido en su programa electoral la solución del problema de los custodios de la Virgen con la creación de una nueva Escolanía, una entidad que nunca debió de desaparecer y que permitiría solucionar el problema de la falta de plazas escolares en la localidad, permitirá la agilización de las eternas obras de restauración del Castillo y evitará la marcha de los franciscanos de Cullera, orden tan querida y ligada a nuestra ciudad.