20 de enero de 2007
 
 
Durante el II Congres Foral de Coalicio Valenciana con un Palacio de Congresos abarrotado de valencianistas
 

Sentandreu candidato al Ayuntamiento de la ciudad de Valencia

La histórica fundadora de UV, M Dolores García Broch, es nombrada candidata a la Generalitat Valenciana seguida en la lista por el propio Sentandreu
 
 

Señeras, globos, luz e imágenes han estado presentes en el II Congres Foral de Coalicio Valenciana que se celebró ayer en el Palacio de Congresos de Valencia con un aforo completo de cerca de 1.400 afiliados y simpatizantes de la formación valencianista que nombraron por rotunda aclamación a los líderes que encabezarán la lista del Ayuntamiento de Valencia y la de la Generalitat Valenciana.

El presidente foral de Coalicio Valenciana, Juan García Sentandreu, fue el candidato elegido por el Consell Foral, ratificado posteriormente por el Congres, para enfrentarse a Rita Barberá por la alcaldía del Ayuntamiento de Valencia, mientras que la histórica valencianista y vicepresidenta de Coalicio Valenciana, María Dolores García Broch, asumió la responsabilidad de acudir a la Generalitat Valenciana.

Con esta propuesta, Coalicio Valenciana ha conjugado a la perfección aquello que siempre ha presidido la acción política de este partido, fusionando en sus líderes la experiencia y tradición de la primera generación del valencianismo, representada por la ex fundadora y vicepresidenta de Unio Valenciana, con la fuerza y decisión de la segunda generación representada por Juan García Sentandreu.

Los dos candidatos asumieron con patriotismo la importante responsabilidad que el valencianismo y el Congres Foral de Coalicio Valenciana ha delegado en ellos, un acto que según todos los asistentes demuestra la generosidad y grandeza del líder del valencianismo político, Juan García Sentandreu, que tendrá que lidiar en uno de los terrenos más difíciles y quizás con el cargo más firme que tiene el PP valenciano.

Según indicó Sentandreu “para Coalicio Valenciana lo primero son los Ayuntamientos de todas las localidades de la Comunidad Valenciana y el ofrecer a los ciudadanos una verdadera política que responda a sus inquietudes y necesidades, y por lo tanto, conseguir consolidar nuestro proyecto en la ciudad de Valenciano con 2 ó 3 concejales sería la mejor proyección para poder alcanzar el objetivo de las Cortes Valencianas”.
El acto comenzó con el informe de la gestión política de los tres últimos años presentado por el presidente de Coalicio Valenciana, quién en un apasionante discurso repasó todas las vibrantes campañas, movilizaciones, manifestaciones o juicios que la formación valencianista ha encabezado en defensa de los intereses culturales, económicos y sociales de todos los valencianos de Alicante, Castellón y Valencia.

Posteriormente cuatro miembros del Consell Foral defendieron ante el Congres las cuatro ideas fuerza que presidirán el mensaje político de Coalicio Valenciana para la próxima campaña electoral y que se resumen en la lucha contra el despilfarro y la corrupción, la lucha contra la inmigración ilegal y por más seguridad ciudadana, la lucha contra la discriminación de los intereses económicos valencianos, y por último, la defensa del valencianismo y contra el avance del catalanismo.

El primero que tomó la palabra fue el diputado autonómico y portavoz del Grupo Parlamentario Mixto, Francisco Javier Tomás Puchol, quien abogó por la transparencia democrática en la acción de gobierno que debe llevar a cabo Coalicio Valenciana en los ayuntamientos, diputaciones y Cortes Valencianas tras las elecciones. Javier Tomás criticó con dureza al PP valenciano y la connivencia que ha tenido con graves casos de corrupción que están salpicando al gobierno de Zaplana-Camps, haciendo expresa mención al caso IVEX y los pagos fraudulentos de Julio Iglesias, el caso Orihuela, el caso Villarreal, el caso Fabra, el caso Terra Mítica y tanto otros que llevarán ante la justicia a muchos altos cargos populares.

Posteriormente tomó la palabra uno de los vicepresidentes de Coalicio Valenciana y presidente del Grup d´Accio Valencianista, Manuel Latorre, quien habló del grave problema que supone la llegada masiva e incontrolada de inmigrantes, una cuestión que incide – según Latorre – en la estabilidad del sistema sanitario, de bienestar social, escolar o de seguridad ciudadana de todos los españoles. El vicepresidente de CV apostó por una política positiva y sostenible de integración de los inmigrantes, donde se priorice la entrada de aquellas personas que vayan a contribuir al desarrollo del país y con los que nos unen lazos culturales o religiosos absolutamente indispensable para evitar la creación de guetos y garantizar la absorción de éstos por la sociedad.

La tercera de las ideas fuerza expuesta en el Congreso fue defendida por Rosa Fuster, dirigente político proveniente de las filas del PP en la localidad de Gandía, donde llegó a encabezar su lista al ayuntamiento de la localidad y fue miembro de la Comisión de Sanidad de Alianza Popular. En esta ocasión hacía referencia a la necesidad de defender los intereses económicos y de progreso de los valencianos, frente a las ingerencias y discriminación que estamos sufriendo ante un PP acomplejado e incapaz de reclamar en Madrid lo que nos corresponde y un PSOE preso de las exigencias del nacionalismo catalán. Rosa Fuster habló del AVE, el agua, las infraestructuras, el campo o la industria tradicional valenciano, ejes vertebradores de la economía de la Comunidad Valenciana que necesitan una voz valenciana y valencianista dispuesta a defenderlos sin complejos en los ayuntamientos, diputaciones, Cortes, Madrid y Europa.

Cerró este capítulo de intervenciones la vicepresidente de Coalicio Valenciana y fundadora de UV, M Dolores García Broch, quien defendió el mensaje del valencianismo y la lucha contra el avance catalanista. García Broch hizo un repaso histórica del devenir valencianista durante los últimos 30 años de lucha contra el catalanismo más aberrante.

Esta figura histórica del valencianismo no se olvidó del actual período de gobierno popular y sus gravísimas cesiones al catalanismo con la creación de la Academia Valenciana de la Lengua y su posterior oficialización en el Estatuto valenciano pactado entre el PP y PSOE.

María Dolores García Broch afirmó que Coalicio Valenciana promovería un proceso de descatalanización de los colegios, institutos, universidades, administración pública y Canal 9, así como la derogación de la catalanista AVL y la creación de una verdadera Academia de la Lengua Valenciana compuesta por filólogos, historiadores y estudiosos de la lengua valenciana, donde la Real Academia de la Cultura Valenciana tendría un protagonismo predominante en esa futura institución.

Tras ese instante, tomó la palabra el secretario general de Coalicio Valenciana, José Manuel Vidagany, para hacer lectura oficial del acta aprobada por el Consell Foral de fecha 11 de enero de 2007 en el que entre otras cosas se aprobó la creación del Comité Disciplinario, la creación del Comité de listas para las elecciones autonómicas y locales de 2007, la aprobación del “Compromis politic i patriotic pel valencianisme”, así como la proclamación del candidato que encabezará la lista del Ayuntamiento de la ciudad de Valencia y de la Generalitat Valenciana.

José Vidagany insistió especialmente en la importancia del documento que todos los candidatos de Coalicio Valenciana tendrían que suscribir ante Notario para garantizar la fidelidad y su compromiso con la defensa del valencianismo y nuestras señas de identidad, un documento que según Vidagany, después de muchas años de decepciones y traiciones protagonizadas por los cargos políticos de UV el electorado no tendrá ninguna duda sobre la honestidad de nuestros candidatos y garantizará que los votos al valencianismo servirán para defender en los ayuntamientos y las Cortes Valencianas el mensaje de fuerza de Coalicio Valenciana.

Frente a toda la asamblea del Congres Foral, Vidagany informó que “en el Consell Foral de fecha 11 de enero de 2007 el presidente foral de CV renunció de forma unilateral e irrevocable a encabezar la candidatura a la Generalitat Valenciana, proponiendo a la vicepresidenta de Coalicio Valenciana y presidenta de la Federación Coordinadora de Entidades Culturales del Reino de Valenciana, María Dolores García Broch, como cabeza de lista”, lo cual según el secretario general fue aceptado por unanimidad por todo el Consell Foral. Tras ese instante, y conforme indicó Vidagany, el presidente foral de CV justificó su renuncia en la finalidad y objetivo de centrarse e involucrarse totalmente en la consecución de una representación decisiva en el Ayuntamiento de la ciudad de Valencia, ofreciéndose como líder para encabezar la candidatura al Ayuntamiento y segundo en la lista de la Generalitat Valenciana.

Tras ese instante todos los asistentes rompieron en un fuerte aplauso de apoyo a los candidatos, ratificando el Congres Foral por aclamación dicho acuerdo para las próximas elecciones autonómicas y locales de 2007.
María Dolores García Broch tuvo unas palabras de agradecimiento a todos los asistentes, en las que resaltó que “ahora, esa Unio Valenciana que nos dio la espalda a los valencianistas de siempre representa el pasado, y Coalicio es una realidad imparable. Coalicio Valenciana, amigos y amigas, es el futuro. El futuro de nuestra comunidad política, el instrumento de futuro para defender nuestros intereses sociales y de progreso”.

Cerró el acto el presidente de Coalicio Valenciana, Juan García Sentandreu, con un encendido discurso donde pidió a los ciudadanas de Alicante, Castellón y Valencia que apostaran en las próximas elecciones por un partido valencianista que ¡en clau valenciana! defendiera con firmaza los intereses culturales, económicos y sociales de la Comunidad Valenciana.

Sentandreu insistió en que nadie se dejase confundir con el discurso de la mentira y del miedo que el PP valenciano iba a levantar con el voto útil. El líder valencianista aseguró que tras doce años de gobierno popular, y con el desgaste natural que cualquier partido tiene cuando está en el poder, Francisco Camps será incapaz de revalidar su mayoría absoluta en los próximos comicios, y necesitará de una fuerza emergen y joven para apoyarse.

El presidente de Coalicio Valenciana dijo que en esta ocasión el PP no volvería a reeditar un nuevo pacto del pollo, como hizo con UV, sino que para llegar a un acuerdo con el nou valencianisme tendrá que garantizar la derogación de la AVL, la descatalanización de la Comunidad Valenciana y la puesta en marcha de políticas que en clau valenciana defienda los intereses de todos los ciudadanos de la Comunidad Valenciana.