12 de diciembre de 2008
 

El presidente de CV-Picassent recrimina al PSOE su partidismo


El presidente de Coalicio Valenciana de Picassent, Albert Romaguera acusa de despropósito moral y de ejercer una política retrógrada al Partido Socialista de Picassent, el cual está haciendo uso del miedo del ciudadano diciéndoles a sus afiliados a quien deben saludar y a quien no.

La prohibición de no saludar a los amigos o conocidos de cada persona sólo por que sean de otra ideología, ¿Qué libertad de expresión es esa? ¿Que política liberal pretenden hacer gala?

En un pueblo pequeño como el nuestro donde todos se conocen, no cabe ceño en la cabeza para llevar a cabo este tipo de actuaciones, sólo por tener algún amigo de un partido u otro nada tiene que ver con que se esté en un partido o se simpatice con otro y no basta para que se mire por encima del hombro o se niegue un saludo. Estas son sucias políticas del miedo del poder del odio y la crispación.

Parece mentira que estando en democracia algunos partidos no estén dando ejemplo en política comportándose como personas y ciudadanos civilizados. Dejando el odio y la crispación y pasando a la cohesión entre los partidos políticos que aunque estando políticamente e Ideológicamente enfrentados, como es lógico, cada uno a una punta, pero para trabajar para el mejor futuro y bienestar de nuestros ciudadanos y de nuestro pueblo.