26 de giner de 2010
 

CV contra las "medidas policiales" y recaudatorias de la SGAE

Coalición Valenciana no puede más que exigir la derogación de las normativas que dan una especie de patente de corso musical, a la odiada y recaudadora SGAE.

Día sí, día también salta a la prensa alguna nueva fechoría recaudatoria de la SGAE. Cuando no aparecen sus inspectores por un festival benéfico, lo hacen por una peluquería o un asilo de jubilados a los que les buscan la cartera por cantar una jota.

Una de las últimas que nos afecta a los valencianos, después de perseguir al moro y al cristiano, a la fallera, al torrentí o al churro que jocosa e inconscientemente canta una versión registrada de ‘La Manta al Coll’, viene del Maestrazgo. Allí las huestes de la Sociedad General, reparten a diestro y siniestro facturas a mansalva. Reclaman los derechos de actuaciones tan dispares como jotas, discotecas móviles, orquestas y cualquier espectáculo que se precie. "Nos facturan espectáculos que ni siquiera hemos organizado nosotros" afirman los alcaldes desconcertados.

Coalición Valenciana propone al gobierno, una modificación de las legislaciones que han permitido a estas entidades privadas el acoso indiscriminado de la población por canturrear canciones incluso tradicionales. La Ministra Sinde, debe replantearse la situación y reconducir la persecución que, además del canon, esta llevando a termino esta entidad principalmente.

Coalición Valenciana propone, que ya que el Gobierno decidió aplicar un canon a cualquier medio de reproducción o grabación , sistemas informáticos, teléfonos móviles, ordenadores, etc, libere a los comercios, bandas de música, entidades festeras y demás organizaciones, así como a los ciudadanos en general, de tan retrógrada imposición ya abonada indirectamente con el citado canon.

Por último, reclamar el recorte del presupuesto del Ministerio de Cultura y la supresión de las ayudas genéricas al cine, pues como cualquier otro espectáculo y/o empresa, es el público quien debe reconocer la viabilidad de los proyectos y ofrecer beneficios o pérdidas a sus promotores.