elPalleter

subglobal1 link | subglobal1 link | subglobal1 link | subglobal1 link | subglobal1 link | subglobal1 link | subglobal1 link
subglobal2 link | subglobal2 link | subglobal2 link | subglobal2 link | subglobal2 link | subglobal2 link | subglobal2 link
subglobal3 link | subglobal3 link | subglobal3 link | subglobal3 link | subglobal3 link | subglobal3 link | subglobal3 link
subglobal4 link | subglobal4 link | subglobal4 link | subglobal4 link | subglobal4 link | subglobal4 link | subglobal4 link
subglobal5 link | subglobal5 link | subglobal5 link | subglobal5 link | subglobal5 link | subglobal5 link | subglobal5 link
subglobal6 link | subglobal6 link | subglobal6 link | subglobal6 link | subglobal6 link | subglobal6 link | subglobal6 link
subglobal7 link | subglobal7 link | subglobal7 link | subglobal7 link | subglobal7 link | subglobal7 link | subglobal7 link
subglobal8 link | subglobal8 link | subglobal8 link | subglobal8 link | subglobal8 link | subglobal8 link | subglobal8 link

IU, PSOE y CiU aprobaron el primer texto legal que identificaba las lenguas catalana y valenciana

Capítulo 5

Hace 10 años, Izquierda Unida, a través de su diputado en Alicante, planteó a la comisión de Educación del Congreso de Diputados una Proposición no de Ley por la que se instaba al Gobierno de la nación "a establecer los mecanismos oportunos" para que los textos oficiales de la Administración fueran redactados también en las lenguas regionales, entre ellas la catalana, que, afirmaba dicho diputado en la Comunidad Valenciana se le denominaba valenciano.

El GAV organizó una gran manifestación ante el TC

El catalanismo intentaba el desembarco en el Congreso y sorprender a los diputados, arrancándoles la patente de legalidad para el catalán en Valencia, al tiempo que su órgano rector, el Instituto de Estudios Catalanes, el 12 de mayo, modificaba sus Estatutos, prolongando su autoridad lingüística sobre el valenciano, curiosamente "amparada por la Ley Orgánica 5/1982" (Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana".

El Grup d´Acció Valencianista protestó por estas acciones catalanistas y organizó una manifestación a celebrarse en Madrid el 20 de mayo de 1997, fecha en que iba a ser debatida en la citada comisión del Congreso la unión del valenciano y catalán, frente al monumento a la Constitución en el paseo de la Castellana, desplazándose a la capital de España numerosos valencianos -sólo el Grup fletó medio centenar de autobuses- portando gran cantidad de Senyeras y pancartas.

Acudieron gentes de las tres provincias. La arteria principal de Madrid se vio repleta de Senyeras. Cuando comenzó la concentración, en las Cortes ya se había aprobado la propuesta de Izquierda Unida con los votos a favor de PSOE y CIU más los nacionalistas. Era la primera vez que un texto legal identificaba valenciano y catalán.

Fue leído un manifiesto donde se decía que Alcaraz y Rahola habían vendido nuestra Lengua Valenciana a Cataluña "por 30 monedas de plata, ante la pasividad generalizada del resto de la clase política y con la ignorancia del pueblo español".

"Nuestro Reino de Valencia -decía el texto- no va a permitir que nuestra tierra siga siendo moneda de cambio entre los partidos que comparten el poder… No vamos a permitir que el pueblo valenciano siga estando engañado y traicionado por un partido socialista vendido a intereses ajenos a nuestra Comunidad y liderado por el mayor defraudador de la historia valenciana, Joan Lerma, quien sigue siendo el representante de la mentira, la desvergüenza y la frustración popular".

"Nuestra dignidad -proseguía- como valencianos no puede ser pisoteada por nadie, ni mucho menos en donde se pretende que reside la representación soberana del pueblo… Descalificamos y repudiamos a nuestros representantes en la medida en que no han sabido estar a la altura de los acontecimientos… Al igual que salimos a la calle en el 79 y en el 92, hoy el pueblo valenciano `tornar al carrer´ para decir basta a la agresión catalana. No a la lengua catalana. No a los países catalanes. No a los políticos corruptos que comercian con nuestra personalidad".

"Nuestro Estatuto de Autonomía, ganado en la calle por el pueblo y elevado a rango de constitucionalidad con el consenso de todas las fuerzas políticas valencianas, es hoy puesto en entredicho, no solo por un grupo de políticos del Congreso, sino incluso por el Tribunal Constitucional", se afirmaba.

No se libró de la andanada el Tribunal Constitucional compuesto "por jueces políticos, nombrados por los políticos que hicieron unas leyes políticas para acabar pisoteando nuestro Estatuto y nuestra personalidad valenciana".

"Ese tribunal de jueces, abogados, profesores y funcionarios aspirantes a políticos o políticos frustrados han tenido la desvergüenza de decirnos a los valencianos que nuestra lengua puede llamarse catalán… Su sentencia del 21 de abril la repudiamos con la máxima energía".

Los manifestantes se dirigieron luego al Tribunal Constitucional donde dejaron miles de escritos de protestas con sus correspondientes firmas, al tiempo que en el exterior se escuchó todo tipo de gritos.

En ningún momento de la manifestación tanto en el monumento como en el Tribunal Constitucional aparecieron junto a los manifestantes los de Unión Valenciana. Llegaron tarde y se hicieron una foto para hacer ver que sí había estado cuando ya no quedaba nadie Héctor Villalba, José María Chiquillo y Enric Esteve.

La foto la enviaron a la prensa y al día siguiente Unión Valenciana que ni organizó ni estuvo en la concentración aprovechó el papel y publicó un anuncio en los periódicos locales agradeciendo la asistencia a la misma, apropiándose sutilmente del éxito de la acción.

| Contacta | ©2007 elPalleter